Existen una amplia variedad de tratamientos útiles contra las arrugas, pero la vaselina para las arrugas ¿es una buena opción? Te descubrimos todo lo que necesitas saber sobre ello.

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Está formada por tres capas: la hipodermis, dermis y epidermis. Cuando se forman, las arrugas son los resultados visibles en la superficie de alteraciones estructurales en el tejido de la piel.

Además, existen distintos tipos de arrugas. Las conocidas como arrugas de expresión, por ejemplo, son el resultado de las contracciones repetidas de los diferentes grupos musculares del rostro.

Y se forman, por tanto, al repetir constantemente determinadas expresiones faciales: fruncir el ceño, sonreír, levantar las cejas… Todos estos músculos se activan con este tipo de movimientos. De ahí que las primeras arrugas aparezcan y se formen a causa de estas expresiones diarias.

Por otro lado, también debemos mencionar las arrugas que se forman como consecuencia del envejecimiento natural de la piel. Por acción de la gravedad, la piel se vuelve cada vez más fina a medida que envejece, perdiendo tono, firmeza y volumen.

Es más, la disminución de los niveles de colágeno, elastina y ácido hialurónico suelen ser los principales culpables, al igual que la pérdida de grasa en el tejido de la piel, así como el desgaste de los músculos. En resumidas cuentas, la capa de piel del rostro se adelgaza, y se arruga.

No solo eso. Determinados hábitos pueden influir. Y, en el caso de las mujeres, dormir con el maquillaje o eliminarlo de forma incompleta puede incidir en la formación de algunos de los principales signos de la edad. Y, además, aumenta el riesgo de otros problemas.

Aunque dormir con la sombra de ojos o con cualquier otro maquillaje de ojos no tiende a causar una infección, sí puede provocar una abrasión e inflamación activa en la piel. Ello conduce a la aparición de granos de acné inflamados. Y, posteriormente, aumenta el riesgo de infección ya que se debilita la barrera de la piel.

En lo que a los diferentes tratamientos se refiere, no hay duda que existen una serie de pautas básicas que pueden ser de muchísima ayuda a la hora de reducir al máximo las posibilidades de que las arrugas se formen de manera prematura.

Por ejemplo, como veremos, cada vez más dermatólogos recomiendan empezar con una buena crema antiage incluso desde antes de lo que era común hasta hace pocos años, aconsejándolo hacer desde, al menos, los 25 años de edad.

Desde hace algunos años, la vaselina se ha situado como una opción supuestamente útil para el tratamiento de las arrugas. La pregunta es, ¿se trata de un producto verdaderamente adecuado? ¿Es tan efectivo como lo pintan?

Descubre: TOP 5 Cremas para pieles maduras

Empezando por el principio, ¿qué es la vaselina?

Conocida desde hace más de 100 años, la vaselina es una sustancia grasa que se utiliza con mayor frecuencia por su capacidad para limitar la pérdida de agua, además de por sus propiedades lubricantes.

Como veremos en el próximo apartado, sus aplicaciones son numerosas, debido principalmente a sus cualidades aislantes y lubricantes. De hecho, en medicina se usa de forma externa a la hora de proteger la piel irritada, reduciendo el riesgo de sequedad.

Además, una de sus principales ventajas tiene relación con su facilidad de uso, puesto que solo basta con aplicarla localmente en aquellas áreas donde la piel se encuentra bastante seca.

¿Cuáles son sus aplicaciones en la piel?

La vaselina es una opción muy interesante a la hora de limitar la deshidratación y proteger la barrera cutánea. Debemos recordar que la piel es un órgano, cuya función principal es la de actuar como barrera contra el medio exterior.

Por ejemplo, se encarga de bloquear las bacterias, hongos, partículas finas, impurezas y la propia radiación ultravioleta. En este sentido, la vaselina actúa como una muy buena barrera mecánica, reduciendo cualquier riesgo de pérdida de hidratación.

Esta cualidad se debe a que limita y reduce al máximo la pérdida insensible de agua por su efecto de barrera mecánica. Incluso hay quienes lo utilizan como emoliente sobre las estrías.

Y es que, gracias a su acción específica, la piel tiende a volverse más flexible y más resistente a los diferentes factores asociados al estiramiento cutáneo. Lo que significa que no solo son las propiedades hidratantes de la vaselina las que entran en juego, sino sus cualidades emolientes.

Además, nos encontramos con otra cualidad mucha menos conocida: prepara la piel para la rutina, por lo que potencia la penetración de los activos cosméticos que se suelen aplicar principalmente por la noche.

Conoce también: Análisis: Tratamientos para las arrugas profundas que realmente funcionan

¿De verdad la vaselina funciona para las arrugas?

Consagrada como un producto estrella a la hora de reafirmar e hidratar la epidermis, la vaselina se ha convertido poco a poco en una opción útil dentro de la rutina de cuidado de la piel, incluso para la prevención y la reducción de las arrugas.

Esto se debería a su alto contenido en vitaminas A y E, mientras que ayudaría a mejorar su elasticidad, luchando contra los efectos más nocivos del frío o de los rayos ultravioleta, que sí son agresivos para la barrera cutánea.

Por otro lado, es un producto hidrofóbico y oclusivo, lo que significa que evita que el agua se escape de la epidermis, promoviendo con ello la hidratación.

De acuerdo a los seguidores del uso de la vaselina sobre la piel del rostro, aplicada por la noche, dejándola actuar mientras dormimos, ayudaría a despertarnos con una tez mucho más tersa y firme. Un truco que sería ideal para pieles secas, que suele ser más propensa a la aparición tanto de las líneas finas de expresión como de las arrugas.

No en vano, la piel seca, al ser más débil, suele ser más propensa a sufrir agresiones externas que favorecen la pérdida de su elasticidad y la deshidratación. Pero, ¿es una opción realmente adecuada y eficaz contra las arrugas?

Aunque muchas personas defienden su uso, debemos responder negativamente. Es decir, en sí misma, la vaselina no tratará las arrugas, porque no se trata de un ingrediente antiedad que actúe como tal.

En realidad, la confusión viene por el hecho de que la vaselina sí actúe como emoliente e hidratante. Y, como sabemos, la piel hidratada sí se convierte en una medida preventiva muy importante a la hora de retrasar algunos de los principales signos del envejecimiento en la piel.

Dicho de otra forma, la vaselina únicamente hidrata la piel, manteniendo su nivel de humedad en niveles óptimos. Y una piel hidratada es una de las mejores formas de prevenir la formación de las arrugas. Por tanto, no actúa sobre las arrugas, sino únicamente sobre la hidratación de la dermis.

Vaselina contra las arrugas

¿Qué podemos hacer para reducir las arrugas verdaderamente?

Es de vital importancia seguir una rutina de cuidado de la piel diaria, preferiblemente adoptada a tu tipo de piel. Y esto debe incluir, sobre todo, una buena crema antiedad, formulada con ingredientes de reconocida eficacia contra las arrugas.

Debemos tener en cuenta que no es hasta los 25 años de edad cuando se empiezan a formar las primeras arrugas. De hecho, es a partir de esta edad cuando se comienza a ralentizar la producción natural de colágeno y elastina. De ahí que los dermatólogos recomienden empezar con una crema antiarrugas desde esa edad.

En mi caso, por ejemplo, utilizo la crema antiage de Nezeni Cosmetics, una opción que me encantó desde la primera vez que la descubrí hace algunos años, porque contiene solo ingredientes naturales, de la máxima calidad y presentes en altas concentraciones.

Te gustará: Crema Antiage de Nezeni: mi opción favorita para lucha contra las arrugas

Por ejemplo, contiene cobiolift y TEN’S UP, que son dos ingredientes activos que, combinados entre sí, son capaces por sí solos de reducir la profundidad de las líneas finas y las arrugas hasta en un 55%.

Mientras que el resto de los ingredientes inciden no solo en la mejor hidratación de la dermis, sino que continúan influyendo en la reducción de los signos de la edad. Es el caso de la sangre de dragón, el ácido hialurónico, la glicerlina, fucogel, betaina o vitamina E, entre otros.

No olvides que, a la hora de disfrutar de sus diferentes beneficios, es de vital importancia aplicarla tanto por la mañana como por la noche, ya que solo de esta forma podremos beneficiarnos al máximo de todas sus cualidades.

Por lo que, después de descubrir si la vaselina para las arrugas ¿es una buena opción?, recuerda que es mucho más recomendable optar por una crema antiedad de reconocida eficacia en este sentido.