Aunque todos queremos evitar la formación de arrugas, llega un momento en el que no podemos hacer nada para eludir la aparición del envejecimiento. Pero hay cosas que podemos hacer. Para ayudarte, descubre nuestro análisis: tratamientos para las arrugas profundas que realmente funcionan.

Las arrugas son un efecto natural del envejecimiento de la piel, aunque es perfectamente posible retrasar su aparición si sabemos qué pautas, consejos y hábitos podemos seguir con la finalidad de conseguirlo.

Y, a diferencia de lo que podemos pensar en un primer momento, es cierto que cada vez tiende a ser mayor el número de dermatólogos que recomiendan empezar con la aplicación diaria de una buena crema antiedad incluso antes de que las arrugas hayan aparecido.

Dicho de otra forma, aconsejan hacerlo desde que aún somos jóvenes, y nuestra piel es tersa y firme, ya que no hay mejor tratamiento para las arrugas que su prevención.

Esto se debe a que las arrugas, cuando lo hacen de forma prematura, pueden aparecer como consecuencia de una falta de hidratación, lo que puede hacer que la piel reseca se arrugue y esas primeras arrugas se tornen cada vez más profundas.

Motivo por el cual la inclusión de una crema antiedad no solo ayuda a reducir la aparición de las arrugas, sino a hidratarla y rellenarla, por lo que el riesgo de formación de algunos de los principales signos de la edad, sobre todo de manera prematura, se reduce considerablemente.

Además, la sobreexposición al sol, acompañada de una protección solar inadecuada o insuficiente, tiende a representar más del 80 por ciento del envejecimiento prematuro cutáneo, por lo que la protección solar a una edad joven es importantísimo.

Pero, ¿cuándo es realmente la mejor edad para empezar a usar una crema con beneficios antiarrugas? Si tenemos en cuenta la recomendación de los dermatólogos, es preferible empezar cuanto antes.

Y esto significa que sería preferible hacerlo a partir de los 25 años de edad, que es cuando la producción natural de colágeno empieza a ralentizarse, poco a poco.

Pero para que su efecto sea realmente adecuado, y completo, es de vital importancia optar por cremas antiarrugas de calidad, además de optar por otros tratamientos para las arrugas que verdaderamente sean de utilidad.

Descubre: TOP 5 Cremas antiarrugas de cosmética natural

La importancia de usar una crema antiarrugas de calidad

Es cierto que, dentro de los distintos tratamientos para las arrugas profundas que podemos usar cómoda y fácilmente en casa, las cremas antiedad siempre pasan a convertirse, casi sin dudarlo, en una de las mejores opciones.

Y es que, cuando la piel comienza a envejecer, también es imperativo que se proteja del sol y que use cremas antiedad, ya que son formulaciones con ingredientes activos que proporcionan beneficios antiarrugas.

Y la inclusión en la rutina de cremas antiedad es la mejor forma ya no solo de tratar aquellas arrugas que se hayan podido formar, también es una opción interesante para evitar que el envejecimiento aparezca de manera prematura.

¿Por qué? Muy sencillo: en lo que al envejecimiento de la piel se refiere, es mucho mejor prevenir que se formen prematuramente las arrugas y las líneas de expresión a tratarlas una vez ya han aparecido.

Esto implica, sobre todo, mantener una rutina adecuada para el cuidado diario de la piel, ya que ayudará a prevenir el envejecimiento prematuro y ralentizará algunos de los principales signos visibles del envejecimiento cutáneo general.

Y la inclusión de una buena crema antiarrugas es muy importante, especialmente si contiene ingredientes de origen natural de reconocida eficacia antiedad y, sobre todo, estos se encuentran presentes en altas concentraciones en la fórmula.

Pero es de vital importancia fijarnos muy bien en los ingredientes que tenga la crema. A continuación te resumimos algunos de los más interesantes:

  • Ácido hialurónico: Es un componente muy utilizado en cremas hidratantes y antiedad, la cual es una molécula presente de manera natural en la epidermis. Atrae una gran cantidad de agua, jugando con ello un papel importante en el grosor de la piel. Además, sus propiedades viscoelásticas son las responsables de la epidermis. El envejecimiento ralentiza la producción de ácido hialurónico, por lo que es ideal usar cremas que lo contengan.
  • Resveratrol: Es un principio activo, presente en la vid, que destaca por sus cualidades antioxidantes, sus mecanismos de protección vascular y su acción contra el envejecimiento. Ayuda a ralentizar el envejecimiento cutáneo, a la vez que reafirma la piel.
  • Retinol y retinoides: Derivados de la vitamina A, favorecen la regeneración tanto de la dermis como de la epidermis, ayudando a reducir la acumulación de células muertas y envejecidas.
  • Sangre de dragón: Destaca por sus cualidades antioxidantes, ayudando a reducir el efecto negativo de los radicales libres. También ayuda a estimular la formación de nuevo colágeno.
  • Ácidos de frutas: Utilizamos como exfoliantes faciales, también llamados exfoliantes químicos, ayudan a purificar la textura cutánea y a eliminar las células muertas, siendo muy eficaces a la hora de limitar algunos de los principales signos del envejecimiento.
  • Vitamina C: Es un nutriente útil para reducir el efecto de los radicales libres, protegiendo la piel de todos los factores externos responsables del envejecimiento.
  • Péptidos: Son los mejores mensajeros de la piel, formados por aminoácidos que ayudarían a reducir las arrugas, o prevenir su aparición.
  • Ácidos grasos esenciales y ceramidas: Ayudan a mejorar la barrera cutánea, por lo que la piel se vuelve mucho más resistente a las diferentes agresiones externas.

Como vemos, en realidad existen muchos ingredientes activos que pueden proporcionar beneficios interesantes contra el envejecimiento prematuro, y especialmente contra las arrugas. Pero la clave está en escoger opciones naturales, con principios activos altamente concentrados.

No te pierdas: Crema antiarrugas casera: mis favoritas

Medicina estética

Son tratamientos consistentes en técnicas de rejuvenecimiento facial sin cirugía. La inyección de rellenos con ácido hialurónico o colágeno pueden ser muy útiles para suavizar las arrugas, mejorando los volúmenes faciales.

La inyección con toxina botulínica (también conocida con el nombre de Botox) origina el bloqueo de determinados músculos del rostro, cuya contracción provoca líneas finas e expresión.

Se trata de una opción capaz de eliminar de manera temporal las líneas finas que se forman en el tercio superior del rostro, aunque puede no ser un tratamiento adecuado para muchas mujeres.

Si prefieres una solución más natural, puedes optar por la crema antiage de Nezeni Cosmetics, la cual ha sido formulada con cobiolift, un ingrediente activo con efecto tensor muy similar a la toxina botulínica, pero sin ser tóxica. De hecho, puede reducir la profundidad de las arrugas hasta en un 47%.

Tanto la mesoterapia como la radiofrecuencia ayudan a producir un efecto revitalizante sobre la piel, ya que son útiles a la hora de estimular la producción de colágeno presente naturalmente en la dermis. Así, se reduce la profundidad de las líneas de expresión y las arrugas.

Mencionar, por último, los métodos y terapias de rejuvenecimiento cutáneo, como el peeling profundo o el láser cutáneo, que actúan “desgastando” los tejidos superficiales de la piel, influyendo en su regeneración.

Debemos tener en cuenta que todos estos tratamientos pueden ser ofrecidos por un médico especialista en medicina estética, o por un dermatólogo con experiencia. De ahí que sea preferible acudir a centros con experiencia.

Botox

Otros consejos útiles

No hay duda que lo más recomendable es seguir un estilo de vida saludable, basado en la inclusión de una rutina de cuidado de la piel completa y diaria. Lo que incluye no solo el uso de una crema antiarrugas adecuada.

También es necesario hidratar la piel adecuadamente, puesto que con la ralentización de la producción tanto del colágeno como de la elastina, y la disminución de las reservas de ácido hialurónico, la piel empieza a perder densidad, se hunde y se acaba deshidratando. Y esto da como resultado que las líneas finas y arrugas se profundicen aún más.

Limpiar y desmaquillarse el rostro diariamente es de vital importancia, ya que se ha demostrado que la piel limpia envejece menos rápidamente porque tiende a ser menos propensa a la microinflamación, un fenómeno que hoy día se señala como la principal causa del envejecimiento.

Y, como no podría ser menos, es fundamental protegerse la piel del sol, ya que los rayos ultravioleta tienden a influir en la aparición del fotoenvejecimiento cutáneo, que incluye la pérdida de firmeza y aparición de arrugas.

Lee también: Cómo eliminar las arrugas del entrecejo de forma fácil y rápida

¿Qué hacer después de la menopausia?

Si piensas que ahora es el momento de empezar a usar una crema antiedad, y has pasado la menopausia, debes saber que, a partir de esta etapa, el uso de cremas con fitoestrógenos (isoflavonas de la soja), pueden ayudar a combatir la deficiencia hormonal de la piel, preservando su elasticidad.

¿Te ha gustado nuestro análisis sobre los tratamientos para las arrugas profundas que realmente funcionan? Si es así, no olvides escoger aquellas opciones que sean más seguras y adecuadas para tu tipo de piel.