Si buscas un buen suero facial con vitamina C, es normal que tengas dudas acerca de qué opción escoger cuando te encuentras en tu tienda de belleza favorita. Lo que nos lleva a la siguiente pregunta: es el sérum vitamina C Florence ¿una buena opción? Te lo descubrimos.

¿Qué es el Sérum Vitamina C Florence?

Florence Organics es una marca italiana especializada en la elaboración de productos cosméticos naturales y ecológicos. De hecho, la mayoría de sus productos de belleza son orgánicos y aptos para veganos.

Se trata básicamente de una marca ecológica experta principalmente en la fabricación de productos para el cuidado de la piel naturales, como es el caso de Bio Comesi, el cual ha pasado a convertirse en uno de los productos más populares del mercado, gracias a su fórmula rica en vitaminas C y E.

Se trata de un sérum de vitamina C cuya fórmula permitiría penetrar profundamente en la piel, mejorando con ello su proceso de hidratación con el paso del tiempo.

Además, al ser un sérum natural con ingredientes antioxidantes, es comúnmente usado para combatir los efectos del envejecimiento, y combatir los distintos signos del envejecimiento, como las líneas finas y las arrugas. Y destaca por ser unisex, recomendado tanto para la piel de la mujer como del hombre.

Descubre: TOP 5 Serums con Vitamina C para la piel del hombre

¿Qué ingredientes contiene?

Se trata de un sérum facial que contiene principios activos muy eficaces, como podría ser el caso de:

  • Vitamina C: Es un ingrediente capaz de estimular la síntesis de colágeno, que es responsable tanto de la firmeza como de la elasticidad de la piel, a la vez que disminuye la producción de melanina, causante de las manchas oscuras cuando se encuentra presente en grandes cantidades. También ejerce una acción antioxidante muy interesante, neutralizando los radicales libres generados por la radiación ultravioleta, el estrés o la contaminación ambiental.
  • Vitamina E: Hidrata profundamente la piel deshidratada, por lo que es recomendada para pieles secas. También ayuda a revertir los efectos del envejecimiento de la piel, disminuyendo la piel apagada, flácida y débil. Restaura la epidermis, a la vez que actúa en sinergia con la vitamina C, gracias a sus elevadas cualidades antioxidantes.
  • Ácido hialurónico: La marca lo denomina como ácido hialurónico puro. Tiene la función de hidratar y proteger la piel de las agresiones externas. No en vano, gracias a sus capacidades de elasticidad y su alta riqueza en agua, es capaz de rellenar el espacio entre las células y la piel, consiguiendo una apariencia suave y radiante. Además, hidrata intensamente, ayudando en la regeneración cutánea.
  • Aceite de jojoba: El aceite de jojoba hidrata, nutre, protege, regula la producción de sebo y preserva la piel del envejecimiento, motivo por el cual puede ser usado sobre cualquier tipo de piel, a todas las edades. Incluso es ideal en pieles grasas, porque ayuda a evitar la sobreproducción de sebo. Además de ser muy útil en pieles secas y deshidratadas, al hidratar en profundidad.
  • Áloe vera: Es un ingrediente muy popular por sus elevadas cualidades hidratantes, suavizantes y cicatrizantes. Cuando se aplica sobre la piel directamente, ayuda a aliviar las lesiones cutáneas, como quemaduras solares, eczemas, cortes superficiales e inflamaciones.

Son estos componentes, presentes en la fórmula, los que permitirían luchar eficazmente contra la mayoría de los problemas relacionados con la piel, ya que actúa contra la deshidratación, inflamación, envejecimiento y manchas, entre otros.

Es más, la marca afirma que, gracias a su fórmula rica en principios activos, este sérum facial actuaría creando una barrera en la piel frente a las agresiones externas, las imperfecciones y las arrugas.

Como podemos ver en su INCI, la mayoría de los ingredientes que encontramos en su composición son de origen natural, lo cual es algo realmente interesante y de agradecer, además de encontrar algunos ingredientes de origen biológico.

No obstante, me ha sorprendido descubrir que, en realidad, su INCI (listado de ingredientes) es bastante amplia, por lo que era difícil no encontrarnos con algún que otro ingrediente no tan adecuado, como el Phenoxyethanol, que es un conservante que puede llegar a ser algo irritante, especialmente cuando se aplica sobre pieles sensibles y delicadas.

Te interesará: Todas las razones por las que deberías de usar un serum de vitamina C

Textura y consistencia

La textura de un producto puede marcar la diferencia en su absorción y efectividad, independientemente de su formulación. Y es que de nada sirve contar con una fórmula completa, altamente concentrada y cien por cien natural, si su consistencia no facilita su aplicación, haciendo su uso más o menos cómodo.

La consistencia del sérum de Florence es muy adecuada, ya que posee una textura liviana, fluida y ligera, que facilita su aplicación, ya que puede llegar a todas las áreas del rostro. Además, se absorbe fácilmente, ayudando a dejar una sensación en la piel más fresca, suave y reconfortada.

Mejor aún, gracias a su composición y a su textura hace que sea una opción ideal incluso para pieles grasas, porque es muy liviana y ligera, para nada oleosa.

¿Y su olor? Posee un aroma que recuerda mucho a cítricos y a hierbas (concretamente a naranja), un olor que me encanta, por lo que, si también te gusta, posiblemente te resulte muy agradable cada vez que lo apliques sobre la piel.

Sérum vitamina C de Florence

Envase y precio

Después de conocer sus ingredientes, la textura y la consistencia, otro detalle a analizar cuando nos planteamos la posibilidad de probar un determinado producto para el cuidado de la piel, es el envase en el que viene.

¿Por qué? Muy sencillo: esto no solo garantizará una adecuada conservación (lo que ayudaría a que la fórmula sea todo lo efectiva que en realidad es, durante el tiempo recomendado de uso por parte del fabricante), sino que facilitará o no su uso.

Debemos recordar que la vitamina C tiende a oxidarse muy fácilmente, de manera que si el producto no viene en un envase adecuado (que proteja bien la fórmula), podemos correr el riesgo de que se estropee al poco tiempo de fabricada.

No ocurrirá esto con este sérum de Florence, ya que viene en un envase de cristal de color anaranjado oscuro, ideal para proteger sus distintos ingredientes de la luz. Aunque es interesante, me hubiera gustado más que fuera más oscuro, ya que no ofrece una protección completa.

Posee cuentagotas, que es una opción muy útil a la hora de usar el producto y aplicarlo sobre la piel, ya que podemos controlar a la perfección cuánta cantidad utilizamos. Eso sí, debemos mantener algunas precauciones básicas, ya que es posible que quede algo de sérum en el gotero, con el evidente riesgo de contaminación si se seca y pasan varios días sin usarla.

Aunque esto se soluciona fácilmente, dado que bastará con exprimir al máximo el cuentagotas después de cada uso, fijándonos muy bien que no queda nada en su interior.

Por lo demás, indicar que tiene una capacidad de 60 ml, algo más de lo que suele ser común para este tipo de productos. Y su precio oscila los 17,90 euros, un precio realmente interesante si tenemos en cuenta su composición a base de ingredientes naturales, algunos de los cuales son orgánicos, y el tamaño en sí del envase.

No te pierdas: Serum de vitamina C casero: la fórmula infalible

Mi experiencia y opinión con el sérum de vitamina C de Florence

Llegados a este punto, es normal que te preguntes cuál ha sido mi experiencia con este sérum. Debo decir en primer lugar que tengo la piel mixta, por lo que, en muchos momentos, debo tratar de luchar con áreas de piel secas y otras grasas.

Esto suele suponerme un problema a la hora de intentar encontrar productos que resulten más adecuados, ya que me da cierto respeto usar fórmulas que, al final, puedan resultar muy grasas e influyan en una sobreproducción de sebo, con los problemas que ello conlleva.

En primer lugar debo decir que este sérum posee una fórmula realmente adecuada. De hecho, la primera vez que leí su INCI me percaté de que sus ingredientes naturales eran realmente buenos, aunque es cierto que su listado puede ser algo extenso y amplio.

A pesar de ello, debemos tener en cuenta que cerca del 98 por ciento de sus ingredientes son naturales, algunos de los cuales son orgánicos. Y, además, es una opción apta para veganos, lo que significa que no contiene ingredientes de origen animal, ni ha sido probado en animales.

Su envase es también adecuado, al ser de cristal, ligeramente oscuro y anaranjado, lo que ayuda a proteger la fórmula. No obstante, me hubiera gustado que fuera aún más oscuro. ¿Y el cuentagotas? Es una opción muy buena, que facilita su uso, pero debemos exprimir muy bien el producto para evitar que se degraden sus ingredientes.

En lo que a los resultados se refiere, es una opción muy adecuada para mejorar la luminosidad de la piel, aunque no hace mucho contra las líneas de expresión ni las arrugas, ya que siguen en el mismo sitio de siempre.

Al menos, a la pregunta de si el Serum Vitamina C Florence ¿Una buena opción?, puedo decir que es ideal para mantener la piel saludable, iluminada y mucho más joven.