Si buscas un ingrediente natural que en los últimos años se ha vuelto enormemente popular en el cuidado de la piel, no te pierdas este artículo sobre la Sangre de Dragón: descubre este exótico ingrediente que cambiará tu piel.

Con el paso del tiempo, empiezan a aparecer en nuestra piel algunos de los efectos del envejecimiento. Y se trata de algo que, a fin de cuentas, es inevitable. Pero, hoy en día, con la evolución de la ciencia, productos como las cremas antiarrugas tienden a ser cada vez más efectivos.

Desde prevenir las arrugas hasta suavizar las expresiones faciales, existen una amplia variedad de opciones disponibles en estos momentos en las tiendas. Pero, ¿a partir de cuándo sería el mejor momento para comenzar a usar un producto de este tipo?

Como señalan los expertos, en realidad deberíamos empezar a usar una crema antiage mucho antes de lo que se creía o recomendaba en un primer momento. Y esto se debe principalmente a que es a partir de los 25 años de edad cuando la producción normal de colágeno y elastina se enlentecen.

Pero no deberíamos entrar en pánico. Y es que basta con adoptar los gestos correctos en la rutina de belleza para conseguir mantener ese aspecto juvenil el mayor tiempo posible. No en vano, mantener la piel debidamente hidratada se convierte en uno de los primeros pasos a seguir. Aunque no es el único.

Así, gracias a un eficaz complejo formulado con ingredientes activos específicos, una crema hidratante antiedad es capaz de intervenir en muchos aspectos de la piel. Por ejemplo, ayuda a mantener una buena hidratación, acelera la renovación celular y respeta o repara la barrera cutánea.

Además, sus diferentes principios activos favorecen la microcirculación sanguínea, la cual, a su vez, mejora la luminosidad del cutis con una textura de piel muchísimo más regular y un color uniforme.

En los últimos años, existe un ingrediente activo natural que se ha vuelto enormemente popular no solo a la hora de luchar contra las arrugas, sino como antiinflamatorio, calmante y reductor del estrés oxidativo. Es la sangre de dragón.

Descubre: TOP 5 Cremas antiarrugas

¿Qué es la sangre de dragón?

También conocido popularmente con el nombre de Dragon’s Blood, bajo la denominación e sangre de dragón o sangre de drago nos encontramos ante un extracto obtenido a partir de la resina del árbol Croton Lechleri.

De hecho, consiste en una resina de origen cien por cien vegetal, la cual tiende a ser muy popular por su característico tono rojizo oscuro (de ahí precisamente su nombre).

Muy utilizado desde la antigüedad (la resina se ha venido usando durante miles de años en infinidad de aplicaciones), a nivel cosmético, se trata de un ingrediente muy valorado por su efecto cicatrizante, el cual ayuda a reparar las heridas de manera totalmente natural.

Además, también destaca por su acción antioxidante, lo que significa que ayuda a reducir la acción negativa de los radicales libres, que suelen influir en el aumento del estrés oxidativo y, con ello, en un riesgo mayor de sufrir envejecimiento prematuro.

De hecho, también se ha encontrado que es capaz de aumentar el número de fibroblastos, que son células que se encargan de sintetizar tanto el colágeno como la elastina, dos fibras esenciales para el mantenimiento de la tersura y firmeza cutáneas, además de su elasticidad.

¿De dónde proviene?

Proviene de un árbol tropical, concretamente del árbol Croton Lechleri, que encontramos en distintas regiones tropicales del mundo, además de tener antiguas raíces en India, China y Oriente Medio. Hoy en día, lo encontramos repartido ampliamente en toda América del Sur.

Beneficios de la sangre de dragón en la piel

Antiinflamatorio

La sangre de dragón es habitualmente conocida por sus cualidades contra la inflamación. De hecho, cuando tenemos enrojecimiento y picazón, aplicado sobre la piel ayuda a reducir las inflamaciones y la hinchazón.

Es más, podemos encontrarlo como ingrediente activo en distintas cremas diseñadas para el delicado contorno de ojos, debido sobre todo a que ayuda a disminuir las bolsas que se forman bajo los ojos.

Y, cuando es aplicado sobre la piel, de forma tópica puede ser tremendamente útil para disminuir el enrojecimiento, algo muy común ante quemaduras solares, psoriasis o dermatitis atópica.

Hidratante

La mayoría de las resinas de origen vegetal son muy útiles a la hora de formar una película protectora en la dermis, muy adecuada a la hora de evitar la pérdida o reducción de la humedad. En resumidas cuentas, actúa captando y manteniendo la humedad en el tejido dérmico.

Por tanto, aplicada sobre la piel, es de muchísima utilidad a la hora de mantener la humedad y la hidratación, actuando tanto como hidratante como humectante.

Evita la acción negativa de los radicales libres

Los antioxidantes son muy útiles a la hora de reducir los efectos negativos de los radicales libres, especialmente cuando estas moléculas son producidas, por parte de nuestro organismo, de manera excesiva y sin control.

La sangre de dragón es un extracto vegetal que destaca por su elevado contenido en antioxidantes, en especial fenoles y flavonoides, los cuales ayudan a evitar el estrés oxidativo.

De hecho, son opciones naturales muy interesantes a la hora de proteger la piel frente al envejecimiento prematuro, que comúnmente puede estar producido por un aumento exagerado de radicales libres (a su vez inducidos por la radiación ultravioleta, tanto UVA como UVB) y por la inflamación.

No te pierdas: Análisis: Tratamientos para las arrugas profundas que realmente funcionan

Ayuda a estimular la producción de nuevo colágeno

¿Qué decirte sobre el colágeno que posiblemente no sepas? Se trata de una proteína esencial para el mantenimiento de la firmeza y la tersura de la piel. Sin embargo, su producción se comienza a ralentizar a medida que vamos cumpliendo años, principalmente a partir de los 25 años.

En el caso de la sangre de dragón, se ha demostrado que es capaz de estimular la producción y síntesis de nuevo colágeno, motivo por el cual este ingrediente natural es capaz de rellenar de forma natural las áreas causadas por las líneas de expresión y las arrugas.

Cicatrizante

Como hemos mencionado brevemente en un apartado anterior, no debemos olvidarnos de otro detalle no menos importante: la sangre de dragón también puede ayudar a proteger las heridas, mejorando el proceso de cicatrización.

¿Sabes por qué? No solo por sus cualidades antiinflamatorias, sino porque, debido a su textura, crea una barrera protectora, con lo que se evita que las heridas puedan infectarse por la entrada de elementos extraños o peligrosos.

Sangre de dragón

Efectos adversos de la sangre de dragón

Llegados a este punto, es normal preguntarse si la sangre de dragón tiene o no efectos adversos.

Es necesario tener en cuenta un detalle importante: cuando encontramos esta resina vegetal como un ingrediente más en cremas tópicas, es común que hayan sido sometidas a pruebas dermatológicas para asegurar tolerancias, y comprobar su nivel de reacciones alérgicas.

Por tanto, en la mayoría de las ocasiones la sangre de drago es un principio activo seguro. Eso sí, no debemos olvidarnos de otro detalle: aunque un ingrediente sea natural esto no significa que no pueda causar inflamación o enrojecimiento. Por tanto, sí es posible que pueda ser poco adecuado para pieles irritadas o muy sensibles.

En todo caso, como siempre recomiendo, si vas a probar por primera vez un determinado producto para el cuidado de la piel, no olvides que es fundamental hacer lo que se conoce como la “prueba del parche”.

¿En qué consiste? Básicamente debes realizar una pequeña prueba poniéndote el producto en algún área de la piel no visible, y esperar al menos 48 horas para comprobar si surge algún tipo de síntoma que pueda ser una señal de alguna reacción alérgica (como picor, enrojecimiento o irritación).

En caso contrario, si no ha surgido nada extraño, esto significará que podrás aplicarte el producto en el área que desees tratar con él.

Las mejores cremas con sangre de dragón

Si te ha gustado nuestro artículo sobre la sangre de drago, y deseas disfrutar de todos sus beneficios, lo más aconsejable es escoger alguna crema o cosmético donde, precisamente, este ingrediente activo sea uno de sus componentes.

Si tienes dudas, te recomiendo leer mi especial TOP 5 Cosméticos con Sangre de Dragón, donde te descubro algunas de las opciones más completas, interesantes y efectivas.

Básicamente, la clave está en analizar el INCI (listado de ingredientes) de aquellos productos que hayas escogido, y ver si, en realidad, su concentración es adecuada. Gracias por leer nuestro artículo sobre Sangre de Dragón: descubre este exótico ingrediente que cambiará tu piel.