Todo el mundo habla de ellos, pero ¿realmente los masajeadores para la celulitis funcionan? En este post, te contamos todo lo que siempre quisiste saber sobre estos dispositivos y si son todo lo eficaces que prometen.

Eliminar la celulitis no es nada fácil, pero no desesperes porque tampoco es imposible. Una alimentación saludable y ejercicio regular junto con una buena crema anticelulítica u otros tratamientos dermocosméticos serán la combinación perfecta para asegurarte el éxito.

Además, hay que ser constante y para aumentar la eficacia de los tratamientos anticelulíticos, es fundamental que apliques el producto con un masa

¿Qué es la celulitis?

Es una acumulación de grasa que se forma en las capas inferiores de la dermis. Cuando estos depósitos suben a la superficie, hacen que la piel esté abultada y aparecen unas protuberancias que dan lugar a lo que conocemos como ‘piel de naranja’.

Este problema afecta principalmente a las mujeres debido a los cambios hormonales que se producen durante el embarazo, la pubertad o la menopausia.

También pueden aparecer debido a la genética, la mala alimentación, el sedentarismo, el estrés o problemas de circulación que se pueden agravar con el consumo de sustancias como el alcohol o el tabaco.

La celulitis se forma sobre todo en la zona de los muslos, el vientre, las caderas y los glúteos.

¿Cómo combatirla?

Existen muchas formas de combatir este problema. Uno de los más eficaces para reducir su aspecto es una crema anticelulítica que contiene ingredientes como cafeína, ruscus, fucus o L-Carnitina que estimulan la combustión de las grasas y el drenaje linfático para eliminar los líquidos y las toxinas del organismo.

Eso sí, las cremas sin una buena alimentación y ejercicio regular no hacen milagros. Además, es importante que las extiendas con un masaje enérgico con movimientos circulares y ascendentes para drenar las grasas y los líquidos.

Aparte de las cremas, los tratamientos médico-estéticos también son esenciales para eliminar el problema por completo, sea cual sea su causa.

Cavitación, mesoterapia, radiofrecuencia, presoterapia o drenaje linfático son algunas de las técnicas más demandadas actualmente.

Y, por último, también es importante que cambies tus hábitos de vida por otros más saludables. Evita el consumo excesivo de grasas, sal y azúcares, haz ejercicio regularmente y bebe mucha agua (entre 1,5 y 2 litros diarios).

También te gustará: Mi review de Golden Radiance Body Oil de Freshly Cosmetics

¿Por qué es tan importante aplicar las cremas anticelulíticas con un masaje?

La respuesta es muy sencilla. El masaje no sólo hace que la crema se absorba más rápidamente; también mejora la penetración de los ingredientes y refuerza su acción quemagrasas para reducir la piel de naranja.

Por otro lado, al extender el tratamiento masajeando enérgicamente con movimientos circulares y ascendentes, estimulas el drenaje linfático y mejoras la circulación de la sangre.

Esto ayuda a disolver las grasas y que sean más fáciles de eliminar. También estás ayudando a drenar el exceso de líquido acumulado.

Eso sí, un buen masaje requiere su técnica y no siempre se consigue el mismo efecto de forma manual, a no ser que te pongas en manos de un profesional.

Aquí es donde entran en juego los distintos tipos de masajeadores anticelulíticos.

Tipos de masajeadores

masajeador electrico

Estos son los principales tipos de masajeador que puedes encontrar a la venta:

Masajeador con rodillos

Es uno de los más vendidos. Es muy fácil de usar y suele incorporar varias velocidades para que puedas escoger la que mejor tolera tu piel.

No hay que olvidar que la celulitis dura, por ejemplo, duele al tacto y una velocidad alta puede hacer que moleste aún más.

Combate la celulitis, reduce el aspecto de la piel de naranja y la flacidez. Estimula la circulación y el drenaje linfático.

Masajeador anticelulítico eléctrico

Este dispositivo incluye varios cabezales que se pueden intercambiar en función del tipo de celulitis o de la zona a tratar. Además, suelen tener varios niveles de vibración para que puedas elegir el más indicado para tu piel.

Algunos niveles ejercen bastante fricción y si tienes la piel sensible, te puede resultar molesto o incluso doloroso.

Además de combatir la celulitis, estos masajeadores también se pueden usar para relajar la musculatura después del ejercicio.

Masajeador con imanes

Este gadget incluye imanes que actúan directamente sobre la zona afectada para acabar con la celulitis y el aspecto de la piel de naranja. Ayuda a reactivar la circulación sanguínea y disuelve los depósitos de grasa.

Algunos de estos dispositivos pueden incluir varios cabezales. Además de usarlos para aplicar las cremas, también puedes utilizarlos para masajear el exfoliante. Así puedes disfrutar de dos beneficios en un mismo producto.

Masajeador manual

masajeador manual

Es más básico que los anteriores, pero resulta muy eficaz para luchar contra este problema cutáneo.

Incorpora varios rodillos que cuando los pasas sobre la piel, ejercen una ligera presión que ayuda a destruir las acumulaciones de grasa y mejorar el riego sanguíneo y el drenaje linfático en las zonas afectadas.

Una de las mayores venajas de este accesorio de belleza es que tú misma puedes escoger la presión que quieres hacer sobre la piel.

Masajeadores para la celulitis, ¿funcionan?

La respuesta es un rotundo sí. Los masajeadores no sólo ayudan a combatir la piel de naranja, sino que además son los mejores aliados si tienes problemas circulatorios o si haces deporte de forma regular para recuperar los músculos y relajarlos para evitar contracturas y lesiones.

Este dispositivo ayuda a deshacer los depósitos de grasa para que resulten más fáciles de eliminar a través del sistema linfático.

Es como tener un esteticista en casa. De hecho, con este aparato se consigue el mismo efecto que con un masaje manual, pero sin esfuerzo. Suena bien, ¿verdad?

Eso sí, si quieres potenciar su acción, es fundamental que los combines con una buena crema anticelulítica. ¿Por qué? Pues, muy sencillo. Ambos productos ayudan a disolver la grasa para eliminarla más rápidamente.

Si usas este dispositivo junto con la crema, estás potenciando la acción lipolítica de la crema y los principios activos penetran hasta las capas más profundas reforzando así los beneficios del masaje.

En definitiva, los masajeadores para la celulitis sí funcionan y si lo sabes combinar con la crema anticelulítica más adecuada, aún mejor.