El desmaquillado de los ojos es un paso más de la rutina de cuidado de la piel, pero es especialmente importante hacerla bien para evitar problemas innecesarios. En esta ocasión en concreto quiero descubrirte mi review del desmaquillante de ojos Mary Kay.

Tanto los ojos como el área que los rodea tienden a ser áreas muy delgadas y sensibles de la piel de nuestro rostro. De ahí que sea especialmente importante prestarle especial atención durante los rituales de desmaquillado.

Como sabes, desmaquillar tanto la piel como los ojos todas las noches es algo imprescindible. Sin embargo, cuando tienes ojos sensibles, es cierto que este gesto de belleza puede acabar convirtiéndose en una auténtica pesadilla.

No en vano, son varios los riesgos a los que puedes llegar a enfrentarte si no te desmaquillas los ojos debida y completamente.

Por un lado, dormir con el maquillaje puesto influye en la aparición de una tez apagada y cansada. Esto se debe principalmente a que las células muertas de la piel y el aceite se apelmazan, disminuyendo la capa dérmica.

Por tanto, retirar el maquillaje de ojos de forma completa es imprescindible a la hora de permitir el proceso de reparación natural de la piel, ya que la deja resplandeciente, de forma que, al día siguiente, solo necesitarás seguir una rutina matutina básica.

A la hora de escoger un desmaquillante para los ojos, no hay duda que es de vital importancia escoger uno que sea específico para esta área. ¿Por qué? Muy sencillo, porque al haber sido diseñados para los ojos, su textura suele ser más suave, siendo, además, mucho más eficaz.

Si buscas una opción popular, en esta ocasión voy a hablarte del desmaquillante de ojos Mary Kay.

Descubre: TOP 5 Desmaquillantes de ojos

¿Qué es y en qué consiste el desmaquillante de ojos Mary Kay?

Es bastante probable que, ya en algún que otro momento, hayas usado algún producto para la limpieza o el cuidado de la piel desarrollado por Mary Kay. Y es que se trata de una marca que lleva en el sector desde hace más de 60 años.

Además, suele ser una marca bastante particular, porque a diferencia de la mayoría (cuyos productos se pueden comprar fácilmente en tiendas especializadas), nos encontramos ante una empresa en la que son las consultas las encargadas de vender sus productos a partir de un asesoramiento personalizado.

Es, por así decirlo, como el Círculo de Lectores de la cosmética. Lo que, en lugar de vender libros, venden cosméticos y productos para la limpieza y el cuidado personal…

No en vano, su desmaquillante de ojos bifásico es uno de sus productos más populares, ya que es considerado por muchas mujeres como un desmaquillante de calidad.

De hecho, la marca asegura que se trata de un producto apto para pieles delicadas y sensibles, puesto que no solo respeta la piel y la propia salud ocular en sí, sino que es capaz de no irritar los ojos. Y señala que es una opción rápida y efectiva para retirar el maquillaje de ojos en pocos segundos.

Además, y este es un detalle que siempre valoro muchísimo de forma muy positiva, nos encontramos ante un producto que no ha sido testado en animales, lo cual es de agradecer.

¿Qué ingredientes contiene?

Es cierto que, cada vez que hablamos sobre productos desmaquillantes, suele ser muy habitual no prestar tanta atención a sus ingredientes o principios activos, especialmente cuando lo comparamos con una crema o un sérum. Sin embargo, esto continúa siendo igualmente importante.

Y es que se trata de una de las partes más importantes en las que deberíamos fijarnos siempre, cada vez que vamos a comprar un producto para el cuidado personal por primera vez, sobre todo para saber qué nos estamos poniendo (y no llevarnos sorpresas inesperadas).

Una de las cuestiones más valoradas del desmaquillante de ojos Mary Kay es que contiene extractos vegetales de plantas, que han sido incluidos en la fórmula con la finalidad de calmar la delicada área de los ojos.

Es más, también cuenta con glicerina que, como de buen seguro sabrás, es una opción muy valorada por sus beneficios para conseguir una piel muchísimo más suave. Además, limpia y desmaquilla muy bien.

Sin embargo, me ha sorprendido negativamente encontrar una gran cantidad de conservantes y otros elementos químicos. De hecho, me ha sorprendido no solo por la cantidad, sino porque la marca afirma que su desmaquillante es respetuoso con la salud de la piel y con los ojos.

No te pierdas: Cómo desmaquillarte los ojos: el método infalible

Textura y consistencia

Una vez hemos conocido los ingredientes que tiene el producto (leyendo su INCI), otro aspecto que me gusta valorar es su textura y consistencia, ya que esto ayudará -o no- a la hora de aplicarlo más fácilmente sobre la piel.

Cuando nos encontramos ante un producto bifásico debemos saber que consiste en un producto que cuenta con dos fases, una fase oleosa y otra acuosa. Así, es necesario mezclar y combinar ambas fases para que el producto en cuestión haga su trabajo como es debido.

Mencionar que, al aplicarlo, genera una agradable sensación de frescor. Y, lo más importante, no deja la piel con ningún tipo de sensación grasa. Gracias a ello, puede ser usado por pieles grasas, porque no tapona los poros ni produce más aceite.

Respecto al aroma, lo cierto es que no contiene, algo que se entiende cuando tenemos en cuenta que se trata de una opción diseñada para ojos sensibles (sí, los perfumes pueden llegar a ser muy irritantes).

Desmaquillante de ojos Mary Kay

Envase

El envase, como no podría ser menos, es otro de los detalles en los que deberíamos fijarnos siempre, ya que su diseño adecuado ayudará a proteger mejor la fórmula, ya conseguir que los ingredientes del producto en cuestión no se degraden.

Se trata de un envase de plástico con una capacidad de 110 ml. Teniendo en cuenta su precio (puede alcanzar los 27 euros), también me ha sorprendido negativamente, porque lo considero bastante pequeño para lo que cuesta.

También hay que mencionar que el envase es semitransparente, por lo que es conveniente guardarlo muy bien en un lugar seco y oscuro para evitar que sus ingredientes se estropeen.

Al menos, incorpora un tapón, tipo rosca, cuyo uso sí es higiénico. Eso sí, a la hora de usarlo, es imprescindible tener especial cuidado para impedir que salga mucha cantidad de producto (y terminar desperdiciándolo).

Conoce también: Cómo desmaquillar las pestañas sin romperlas

Cómo usarlo

Siguiendo las indicaciones de la marca, es cierto que el uso de este desmaquillante de ojos poco se diferencia del resto de desmaquillantes que podemos encontrar en las tiendas.

De hecho, para aplicarlo es necesario usar discos de algodón. ¿Cómo hacerlo? Es muy sencillo: humedécete el rostro con agua fresca y, seguidamente, empapa uno de los discos de algodón con el desmaquillante.

Ahora aplícalo encima del párpado, con los ojos cerrados, durante 30 segundos. Pasado el tiempo, retíralo suavemente. Repite con el otro ojo. Mencionar que también puedes desmaquillar las pestañas, haciéndolo siempre desde la raíz hacia abajo.

Mi opinión

¿Retira el maquillaje de forma eficaz? Lo cierto es que las mujeres que ya lo han probado afirman que sí, puede retirar el maquillaje fácilmente, sin frotar. Y es útil, incluso, en caso de maquillaje tipo waterproof.

Sin embargo, hay algunos detalles que no me han gustado. Por un lado, nos encontramos con el tamaño de su envase: tiene muy poca capacidad, algo que me sorprende si tenemos en cuenta su precio.

Por otro lado, aunque es muy agradable al aplicarlo, ya que genera una sensación de frescor, y no obstruye los poros, no me convence su formulación, dado que siempre prefiero opciones mucho más naturales.

Por tanto, aunque es una opción interesante, si buscas otra mucho más natural, a continuación voy a hablarte de mi opción favorita.

Una alternativa mucho más completa: Agua Micelar de Nezeni Cosmetics

Si buscas una auténtica opción todo en uno, no hay duda que este producto te encantará. Y es que consiste en un agua micelar que, además de limpiar y desmaquillar, calma la piel, la tonifica y la hidrata. Sí, también actúa como tónico facial.

Mejor aún, su fórmula es cien por cien natural, con ingredientes de la máxima calidad, como el gel de áloe vera ecológico, extractos naturales (de manzana, avena y jengibre eco), y el ácido salicílico, que estimula la renovación celular de manera muy suave.

Además, no contiene parabenos, químicos ni sustancias que puedan suponer un riesgo para la salud, y su contenido en conservantes es tan bajo que caduca a los 2 años de fabricación.

Por lo que si te ha gustado mi review del desmaquillante de ojos Mary Kay, y prefieres usar otra opción mucho más natural y efectiva, el producto desarrollado por Nezeni te encantará.