¿Has probado el cupping, también llamada terapia con ventosas? Si tienes celulitis, como la mayoría de las mujeres, seguro que piensas que ya lo has intentado todo. Es verdad que es un problema un tanto desesperante, ya que no es fácil de corregir.

Lo curioso es que aunque sea tan común, la mayoría no se conforman y prueban distintos remedios para mejorar el aspecto de su piel.

Hoy te proponemos que conozcas un método más: el cupping, unas ventosas que prometen ayudarte a eliminar la celulitis. ¿Lo harán? En las siguientes líneas te mostramos la respuesta.

¿Qué es la celulitis?

Son los depósitos de grasa que se acumulan en ciertas zonas del cuerpo. Se llama también piel de naranja porque su aspecto es muy similar.

Alrededor del 90% de las mujeres tienen este problema, que se empieza a manifestar en la adolescencia. Es difícil de combatir y no lo sufren solo quienes tienen sobrepeso.

Hay que tener claro que la celulitis no tiene un solo origen, sino varios, y también se puede manifestar de diferentes formas.

Es evidente que hay una cierta predisposición genética a sufrir este problema.

Además, algunas alteraciones físicas como la retención de líquidos, una mala circulación sanguínea o linfática también inciden. Sin olvidar que diversos cambios hormonales y tu propio estilo de vida pueden provocar su aparición.

No te pierdas: Los ejercicios más top para eliminar la celulitis

Que casi todas las mujeres tengan piel de naranja no quiere decir ni que haya que conformarse ni que sea imposible luchar contra ella.

De hecho, cada vez hay más tratamientos para combatir este problema que empieza siendo estético y que puede terminar afectando a tu salud, ya que algunos tipos son bastante dolorosos.

Pero hoy no queremos centrarnos en el problema, sino en la solución. Veamos si estas ventosas pueden ayudarte a terminar con este enemigo común para casi todas.

Te gustará: Cómo eliminar la celulitis y mantener los resultados

¿Qué es el cupping?

Aunque en español se llama ventosaterapia, nos vamos a referir a este tratamiento por su nombre en inglés, que es realmente por el que se conoce.

El cupping es una técnica que emplea unas ventosas para crear una succión interna de la piel. Se puede hacer colocando y levantando la copa en puntos concretos o moviéndola por la zona a tratar.

Con este tratamiento se aumenta el flujo sanguíneo y se mejora la circulación. También disminuye la inflamación y la tensión a nivel muscular.

No es una técnica nueva, al parecer Hipócrates, en la Antigua Grecia, ya empleaba ventosas para algunas enfermedades y en los hospitales chinos desde la década de los cincuenta del siglo pasado también lo hacían.

Eso sí, su llegada al mundo de la estética es más reciente.

Ahora que conoces más o menos en qué consiste e incluso su origen, vamos a lo que importa: ¿funciona realmente?

Antes de hablar sobre su efectividad, queremos que sepas cómo se utiliza.

¿Cómo utilizar la ventosa de cupping?

como utilizar ventosas celulitis

Hay varias formas de utilizar la ventosa en la zona que quieres tratar. Por ejemplo, puedes dejarla fija entre 10 y 15 minutos.

También puedes moverla por la zona durante ese tiempo o ponerla y quitarla con rapidez, repitiendo este gesto durante algunos minutos. Para colocarla bien, tienes que presionarla para que aspire la piel y se haga el vacío.

Lo mejor es que utilices alguna crema o aceite, lo ideal es que sean anticelulíticos. Además de facilitar el movimiento, el producto hará que sea más eficaz.

Te interesa: Los mejores anticelulíticos del mercado

Se recomienda que una vez que termines de aplicar el tratamiento, bebas agua para eliminar toxinas.

No te preocupes si al día siguiente tienes algunos moratones en la piel, es normal. Eso sí, el tratamiento no se recomienda si tienes problemas en la piel, estás embarazada, tomas anticoagulantes o tienes cualquier patología cardiovascular.

En esos casos y en cualquier otro, consulta siempre con tu médico antes de aplicarlo. Es cierto que no es una técnica invasiva ni peligrosa, pero no corras riesgos innecesarios.

¿Es eficaz el cupping para eliminar la celulitis?

Para saber si son eficaces estas ventosas para terminar con este problema, tenemos que conocer un poco mejor este tratamiento.

Su efectividad se basa en que la piel de naranja son nódulos que están formados por grasa, toxinas y agua acumuladas.

Esta técnica promete deshacer estos pequeños depósitos porque consigue facilitar los siguientes puntos:

  • Drenar la retención de líquidos.
  • Eliminar toxinas.
  • Mover la grasa.
  • Activar la circulación sanguínea.
  • Estimular la circulación linfática.
  • Tonificar la piel.

De esta forma, la ventosa contribuiría a reducir la celulitis y a mejorar el aspecto de la piel.

Más allá de que muchas influencers utilicen este producto, es evidente que si consigue estimular la circulación sanguínea o reducir la retención de líquidos, es posible que alivie el problema.

Pero no es un tratamiento milagroso y la constancia es siempre esencial.

Si utilizas este sistema y lo combinas con una crema anticelulítica, con una dieta sana y con la práctica deportiva, está claro que notarás que la piel de naranja mejora.

cupping

¿Se aplica solo el cupping para la celulitis?

Está claro que ni Hipócrates ni los médicos chinos del siglo pasado idearon este tratamiento para combatir la celulitis.

Es una técnica que se emplea para tratar otros problemas de salud, ya que consigue estimular el metabolismo y el sistema linfático, tiene efectos antiinflamatorios y analgésicos y ayuda a reparar los tejidos.

Por todo lo comentado, se suele utilizar para tratar algunas enfermedades.

No te pierdas: ¿Funcionan los masajeadores? Y descubre las mejores opciones del mercado.

¿Es mejor el cupping o las cremas para tratar la celulitis?

El cupping y las cremas anticelulíticas no son tratamientos incompatibles, de hecho y como has visto, pueden ser hasta complementarios.

Incluso podemos decir que funcionan mejor las cremas sin cupping que las ventosas sin utilizar un producto de este tipo.

Además, las cremas son más fáciles de aplicar y sobre todo más rápidas. También puedes optar por remedios caseros como este, que se ha vuelto tan popular.

No olvides que la constancia es la clave de cualquier tratamiento y es posible que no todos los días encuentres tiempo para utilizar la ventosa.

En cualquier caso, si crees que para ti es útil y no es un tratamiento peligros, adelante con el cupping. Pero no olvides tu crema anticelulítica para conseguir unos resultados que se mantengan en el tiempo.