Si buscas ingredientes activos que proporcionen beneficios interesantes y reconocidos para el cuidado de la piel, no hay duda que la sangre de dragón se convierte en una opción que se ha vuelto muy popular en los últimos años. Si quieres saber más, no te pierdas mi review sobre Dragon’s Blood Cream de Mercadona: mi experiencia.

La sangre de dragón es una resina vegetal que se obtiene de un árbol que encontramos principalmente en toda América del Sur (aunque es cierto que también podemos encontrar este árbol en una amplia variedad de países, sobre todo tropicales).

En ocasiones, es muy común que sea denominada con otros nombres, como sangre de drago o simplemente Dragon’s Blood. No en vano, es muy común encontrarla etiquetada de esta manera en el INCI, o listado de ingredientes de las cremas que la contengan como principio activo.

Para ser precisos, debemos señalar que se trata de una resina que se obtiene del árbol Croton lechleri. Y su particular nombre se debe principalmente a su color rojo intenso, que recuerda mucho a la apariencia que tiene la sangre.

Utilizada durante muchísimo tiempo en la medicina alternativa, natural y herbal de América del Sur, diferentes estudios han encontrado, a lo largo de los años, que la sangre de dragón proporciona efectos tanto antiinflamatorios como antioxidantes, además de curativos y protectores.

También hidrata en profundidad, promoviendo la renovación de las células.

Como vemos, proporciona tantos beneficios que es entendible que se haya convertido en un principio activo muy socorrido en una amplia variedad de cremas tanto hidratantes como antiedad. Y la Dragon’s Blood Cream de Mercadona es un ejemplo. La pregunta es, ¿es tan interesante como parece?

Descubre: TOP 5 Cremas antiarrugas para más de 40 años

Dragon’s Blood Cream de Mercadona: ¿qué es?

Si sueles comprar en Mercadona es posible que ya sepas que esta cadena de supermercados dispone, dentro de su gama de productos para el cuidado de la piel, de dos cremas en las que la sangre de dragón es uno de sus ingredientes estrella.

Por un lado, nos encontramos con la popular crema de sangre de dragón de Beauté Mediterránea. Y, por el otro, debemos mencionar la presencia de Dragon’s Blood Cream, una opción desarrollada por Rofersam, muy conocida por sus cremas de calidad.

Como podemos imaginar por su composición, y por la presencia de sangre de drago entre sus componentes, consiste en un tratamiento antioxidante, ya que también cuenta con vitamina E, que es, como veremos, una opción reconocida por sus cualidades para proteger la piel de la acción de los radicales libres.

Debido a la presencia de áloe vera y alantonía, también actúa como suavizante de la piel e hidratante, favoreciendo con ello la apariencia del rostro.

Un detalle que me ha llamado la atención es que cuenta con un factor de protección solar SPF 12, por lo que se trata de una crema principalmente de día. Eso sí, como imaginamos, es una protección bastante mínima, por lo que siempre es aconsejable aplicarnos una crema protectora con un mayor índice de protección solar.

¿Qué ingredientes contiene?

Antes de comprar un producto para incluir o integrar en nuestro régimen de belleza por primera vez, es necesario recordar que es imprescindible echar un vistazo a su INCI (listado de ingredientes), y tratar de descubrir qué componentes y principios activos contiene.

Curiosamente, me ha sorprendido negativamente descubrir que, aunque se trata de una marca que, en teoría, fabrica productos para el cuidado de la piel de mejor calidad, poco o nada se diferenciaría del resto de opciones que encontramos en el lineal de belleza del supermercado.

¿Por qué? Muy sencillo: los ingredientes activos que más nos interesan se encuentran presentes en muy bajas concentraciones. ¿Sabes qué significa? Básicamente que su efectividad ni está ni se la espera, por lo que, en realidad, difícilmente va a cumplir con lo que promete.

No en vano, tanto el extracto de sangre de dragón como la alantoína la encontramos en últimas posiciones. Y no solo eso: también contiene conservantes y otros ingredientes poco seguros y nada adecuados para la piel.

Debido a ello, muchos expertos aconsejan que esta crema no sea usada en pieles muy sensibles o que sean reactivas (es decir, tiendan a sufrir muchas reacciones alérgicas), aunque la marca indique que es una opción apta para cualquier tipo de piel.

No obstante, mencionar que esta crema no ha sido probada ni testada en animales (algo que, como siempre digo, es de agradecer).

Conoce también: Crema antiarrugas casera: mis favoritas

Textura y consistencia

Me suelen gustar las cremas con una textura suave. Y, lamentablemente, esta crema de Mercadona no cumple con esta característica. De hecho, es bastante rica y densa, lo que no me terminó de convencer mucho.

Menos aún, es bastante complicada de aplicar, ya que es necesario aplicarla con paciencia para conseguir que la piel pueda absorberla al completo.

Es tan densa que produce una incómoda sensación grasa, además de generar bastante brillo, por lo que en absoluto se trata de una opción adecuada para pieles grasas o con tendencia al acné, ya que puede taponar los poros generando oclusión.

Tampoco me ha gustado su aroma. Me suelen gustar los aromas suaves y delicados, preferiblemente a cítricos o frutales. Y, lamentablemente, su olor es tan intenso que llega a molestar.

Dragon's Blood Cream de Mercadona

Envase

Fijarse en el envase en el que viene el producto que vamos a comprar es también importante, ya que sus características podrían ayudar, o no, a conservar mejor la fórmula y sus distintos ingredientes.

A diferencia del resto de cremas que podemos encontrar en Mercadona, Dragon’s Blood Cream sí se caracteriza por disponer de una particularidad realmente destacada: viene en un envase de vidrio, lo que ayuda de manera muy positiva a la hora de mantener sus principios activos.

Pero hay un nuevo problema: los tarros y frascos no son en absoluto higiénicos ni prácticos, ya que debemos introducir los dedos con cada uso, contaminando la fórmula.

Sobre su precio, tiene un coste de alrededor de 5 euros en Mercadona. Sin embargo, ¿sabías que también puedes encontrarla en Amazon? Eso sí, en esta tienda online tiene un precio de más de 15 euros.

Mi opinión sobre Dragon’s Blood Cream de Mercadona

Aunque se trata de una crema interesante en apariencia, por el embalaje en el que viene (que da la sensación de ser una opción bastante lujosa, en comparación con el resto de productos de Mercadona), y aún cuando viene en un tarro de vidrio muy poco común también, debo decir que me ha decepcionado.

Si bien es cierto que es una opción adecuada para hidratar la piel, y dejarla suave, la realidad es que no sirve para mucho más. De hecho, después de usarla durante algunas semanas, no he notado cambios ni en las líneas finas de expresión ni en las arrugas.

Aún cuando tengo la piel mixta, lo que significa que debo “luchar” a la vez con partes grasas y secas del rostro, su textura me ha resultado bastante pesada e incómoda de aplicar. Es más, tampoco me ha gustado la sensación que deja luego.

¿Y su aroma? Personalmente debo decir que es un horror. No me gustan los aromas muy intensos o fuertes. Y, lamentablemente, el perfume de esta crema es tan intenso que resulta hasta molesto.

¿La recomendaría? Es evidente que no. De hecho, la usé durante algunas semanas y no la he vuelto a comprar. Por lo que si buscas una de mis opciones favoritas, sigue leyendo.

No te vayas sin leer: Vaselina para las arrugas ¿es una buena opción?

Mi opción favorita: Crema Antiage de Nezeni Cosmetics

Me encantan las cremas formuladas con ingredientes naturales. Y que, además, al analizar su INCI, pueda descubrir que, efectivamente, sus principios activos más importantes se encuentren presentes en concentraciones óptimas y adecuadas.

Y esto es lo que ocurre con la crema antiage de Nezeni Cosmetics, una opción cien por cien natural que no solo contiene ingredientes naturales de calidad; también contiene un nivel muy bajo de conservantes, por lo que no afecta al conocido como “efecto combinado” que sí suele ocurrir con el resto de cosméticos.

Sobre sus ingredientes, contiene cobiolift, un extracto natural de quínoa que actúa como un tensor capaz de reducir la profundidad de las arrugas en más de un 45%. Y también contiene otros ingredientes, como TEN’S UP, ácido hialurónico, betaine, gel de áloe vera, vitamina E y Natura-Tec Crystal Cream, entre otros.

Además, posee una textura suave. Y viene en un envase adecuado con formato airless, lo que facilita su uso y aplicación. Por lo que si después de leer Dragon’s Blood Cream de Mercadona: mi experiencia, buscas otra opción más completa, te animo a descubrir la de Nezeni.