¿Por qué verte mal si te puedes ver bien? En las siguientes líneas queremos hablar de uno de los problemas estéticos más frecuentes y mostrarte cómo eliminar la celulitis.

Es cierto que hay algunas cuestiones relacionadas con tu aspecto que no inciden para nada en la salud física, pero no podemos decir lo mismo si hablamos del bienestar emocional.

Tu imagen influye en gran manera en tu autoestima y es innegable que cuidarla con equilibrio es síntoma de una buena salud emocional. Por eso, hoy vamos a hablar de la celulitis, y más concretamente te vamos a dar las soluciones que necesitas para deshacerte de ella.

¿Cómo eliminar la celulitis conociendo mejor el problema?

La piel de naranja se crea debido a la acumulación de depósitos de grasa en el tejido subcutáneo.

Estos nódulos adiposos están dentro de tu dermis, pero se perciben como unos hoyuelos poco estéticos que forman la que se conoce como piel de naranja.

Los adipocitos tienen un papel muy importante en tu organismo, ya que son quienes se ocupan de almacenar la grasa del cuerpo. Su labor es vital, ya que por ejemplo son claves para mantener la temperatura corporal.

Si esos depósitos pierden su equilibrio, crecen y presionan la piel. Cuando esto ocurre, aparece la celulitis.

¿Es una patología la celulitis? Podemos decir que no, más bien se trata de un problema muy relacionado con el sexo femenino, aunque también lo padecen algunos hombres.

De hecho, casi 9 de cada 10 mujeres la sufren a partir de la adolescencia. La razón de su mayor incidencia tiene su origen en la propia anatomía del tejido graso femenino.

Lo normal es que aparezca en glúteos, caderas y muslos, pero también se puede presentar en otras zonas del cuerpo, como los brazos o el abdomen.

Queremos recalcar que aunque la celulitis es un problema estético, puede alertar de que tu cuerpo tiene algún trastorno a nivel de salud, puesto que se relaciona con un alto nivel de estrógenos, con la mala circulación o con la retención de líquidos.

Está claro que la celulitis la padecen tanto mujeres delgadas como aquellas que tienen un grado de sobrepeso, pero esto no quiere decir que no esté relacionada con el peso.

De hecho, cuando se sube de peso se suele agravar el problema, ya que empeora la circulación y también este aumento puede estar relacionado con algunos trastornos hormonales.

¿Qué tipos de celulitis existen?

La piel de naranja se puede clasificar al menos de dos formas: teniendo en cuenta su grado de incidencia y la consistencia de la piel.

En los dos próximos apartados te mostramos sus características, pero lo haremos de forma sencilla y sin entrar en detalles que puedan complicar entender cuál es la que más se aproxima a tu caso.

Según su grado

Para saber cómo eliminar la celulitis, es importante conocer en qué grado se encuentra, esta es su clasificación:

  • Grado 1. Se está empezando a formar, por lo que todavía no se percibe a simple vista. Eso sí, al presionar la piel sí se puede observar.
  • Grado 2. Es la conocida como edematosa y no es habitual sufrirla. Solo aparece en las piernas y solo se aprecia cuando estás de pie. Es la más complicada de eliminar.
  • Grado 3. Encontramos una superficie de piel desigual y se percibe en cualquier postura. Además, la piel suele estar seca y cuando se presiona, se puede sentir algo de dolor.
  • Grado 4. La piel se ve llena de arrugas e irregularidades, da igual la postura que se adopte. Los nódulos son muy visibles y el dolor está garantizado cuando se toca la zona.

Cuando se valora la consistencia de la piel

La otra forma de clasificarla es tener en cuenta cuál es la consistencia de la piel:

  • Dura. Es la que sufren las personas que tienen la piel muy tonificada debido a la práctica de ejercicio físico. Lo habitual es que aparezca en la adolescencia y forme las temidas cartucheras. Como las desgracias no suelen venir solas, es común que venga de la mano de las estrías.
  • Flácida o blanda. Aquí vemos el caso contrario, este tipo de celulitis está asociada a la vida sedentaria. También a las personas que han adelgazado mucho en poco tiempo. ¿Dónde aparece? En muchas zonas del cuerpo y viene acompañada de un tejido poco consistente y que se balancea al moverse.
  • Edematosa. Por fortuna es la menos frecuente, pero quien la padece la sufre de verdad. Lo habitual es que aparezca en las extremidades inferiores y que provoque dolor. Su origen está en un mala circulación tanto sanguínea como linfática que favorece la producción de toxinas que el cuerpo no elimina y que se almacenan como retención de líquidos. Aquí se traspasa la línea estética y hablamos de un problema que puede afectar a la salud.

¿Por qué aparece?

Ahora ya sabes que la piel de naranja es un problema muy ligado al sexo femenino, los grados que existen o cómo se manifiesta en la piel.

Pero queremos ir más allá, vamos a profundizar un poco en su aparición, ya que conocer su origen es clave a la hora de combatirla.

En primer lugar debes tener claro que la celulitis no suele tener un único origen.

De hecho, la predisposición genética a padecerla está clara y no solo viene marcada por el sexo de la persona, sino incluso por su raza, ya que es más frecuente en mujeres blancas que en asiáticas, por ejemplo.

Pero además influyen en gran manera otros factores.

Sin duda, el estilo de vida influye y mucho en su aparición. Por ejemplo, bajar y subir de peso con frecuencia, una dieta pobre en ciertos nutrientes, los tratamientos hormonales y algunos otros farmacológicos.

Fumar, beber en exceso o incluso la forma de vestir, ya que las prendas ajustadas y los tacones altos pueden incidir en su incidencia.

Además, hay algunas patologías que influyen en su aparición, por ejemplo, las enfermedades cardiovasculares, ginecológicas o relacionadas con el aparato digestivo.

¿Se puede prevenir su aparición?

correr

No cabe duda, la cuestión que encabeza este apartado es la pregunta del millón. Lo peor de todo es que no se puede dar una respuesta clara, ya que sí se puede prevenir, pero no se puede evitar en todos los casos.

En general tener unos hábitos de vida saludables a todos los niveles es fundamental.

Por supuesto, esto incluye la práctica de ejercicio físico de forma regular. Sería bueno evaluar si tu dieta es rica en vitaminas C y E y también en minerales como el sodio.

No solo debes decir adiós al tabaco y reducir la ingesta de alcohol, sino también tratar de eliminar la cafeína de tu alimentación lo máximo posible. Sin olvidar beber al menos dos litros de agua cada día.

¿Sabes que incluso el estrés contribuye a la aparición de la celulitis? Pues lo hace, ya que libera una hormona llamada cortisol que estimula la formación de tejido adiposo.

Así que llevar una vida tranquila también es importante cuando hablamos de este problema.

Ojo, que aunque todavía no lo hemos comentado, la celulitis suele aparecer en el embarazo. Es lógico, puesto que es una época de grandes cambios hormonales.

En este caso es más importante que nunca tratar de luchar contra su aparición, siempre teniendo en cuenta no perjudicar al bebé y siguiendo las recomendaciones de tu médico.

¿Cómo eliminar la celulitis?

Llegados a este punto, hay que saber cómo eliminar este problema. Lo cierto es que no es una tarea sencilla y tampoco rápida, pero es un objetivo que con constancia y con las herramientas necesarias se puede conseguir.

En los siguientes apartados descubrirás algunos tratamientos que han demostrado ser muy eficaces.

Con productos cosméticos

cremas anticeluliticas

Aunque no es oro todo lo que reluce, por desgracia, lo cierto es que sí existen productos cosméticos eficaces para luchar contra la celulitis.

¿Cómo reconocerlos? Estas pistas te serán de ayuda:

  • Hay que fijarse en los ingredientes del producto. Siempre es mejor que sean de origen natural.
  • Busca que cuenten con activadores del metabolismo y con reductores de grasa.
  • Apuesta por fórmulas que actúen contra los nódulos de grasa.
  • Aunque no te recomendamos beber café, la cafeína es muy eficaz como ingrediente, al igual que el té o el cacao.
  • Si tienen activadores de la circulación y elementos drenantes, serán aún más efectivos.

Aquí tienes las mejores opciones a considerar.

Las cremas anticelulíticas hay que saber aplicarlas. Lo mejor es contar con algún aparato que pellizque levemente la piel para romper el nódulo, aunque también puedes hacerlo con las manos, después aplica el producto trabajando bien la zona.

Los masajeadores te pueden ayudar a que la crema penetre mejor.

Sigue las recomendaciones del fabricante y no olvides que la constancia con este tipo de tratamientos es vital.

Con tratamientos médico estéticos

Uno de los tratamientos más eficaces es recurrir a la medicina estética. Existen opciones más invasivas que otras y los resultados suelen ser buenos.

¿Cuál es el problema? El precio. No hay más.

Aunque existen soluciones más económicas que otras, lo cierto es que requieren de una gran inversión monetaria.

Si cuentas con presupuesto, podrás optar a tratamientos como la mesoterapia, las ondas de choque, la radiofrecuencia o la presoterapia. Sin olvidar otros como la lipoescultura o la liposucción que logran remodelar tu cuerpo.

Debes barajar pros y contras de este tipo de opciones. Eso sí, antes puedes apostar por otros tratamientos que también son efectivos y resultan menos costosos.

Con remedios naturales

Los remedios naturales pueden ayudarte a reducir la piel de naranja, pero no son milagrosos.

Uno de los más conocidos es el vinagre de manzana. Aquí puedes leer cómo te puede beneficiar.

Puedes preparar cremas reductoras caseras utilizando aceite de oliva y zumo de limón, otras hidratantes con yogur y miel o apostar por ciertos aceites esenciales que ayudan a combatir este problema, como los de rosa mosqueta, abedul, coco o ciprés.

También puedes probar la terapia con ventosas o cupping.

Con ejercicio físico

A estas alturas ya sabes que la vida sedentaria contribuye a la aparición de la celulitis. Por eso y para estar sana a todos los niveles, introduce el deporte en tu rutina diaria o al menos semanal.

Intenta practicar algo de ejercicio como mínimo tres veces a la semana.

Si no puedes ir al gimnasio, nada, monta en bici o corre. Si tampoco estas opciones son posibles para ti, camina con intensidad.

Deja el coche aparcado a 15 minutos de tu trabajo o bájate una o dos paradas antes si vas en trasporte público, sube y baja las escaleras de tu edificio, lleva a los niños al colegio andando o baila en tu casa.

Cualquier ejercicio físico moderado te ayudará a prevenir y a combatir la celulitis. Además, conseguirás estar más saludable a todos los niveles.

No olvides que el deporte contribuye a que tengas una menor cantidad de adipocitos y como ya sabes, cuanto menor sea la acumulación de tejidos grasos menor será la aparición de celulitis.

alimentacion saludable celulitis

Introduciendo pequeños cambios en tu rutina

Introducir pequeños cambios en tu rutina diaria te ayudará a evitar la formación de celulitis y también a reducir su presencia.

Por ejemplo, intenta vestir con prendas que no sean demasiado ajustadas, estar todos los días en vaqueros no es nada bueno.

Combina en la ducha agua fría y caliente.

Si tienes que estar mucho tiempo sentada, procura levantarte cada hora y dar un paseo de cinco minutos, además, no estés todo el tiempo con las piernas cruzadas.

Cuida tu alimentación al máximo. Primero para estar sana, segundo para no cambiar de peso con frecuencia y tercero para eliminar ciertos alimentos que contribuyen a la aparición de celulitis.

Por ejemplo, los que ya hemos comentado, la soja, ya que estimula la producción de estrógenos, o las bebidas azucaradas, puesto que también pueden provocar desequilibrios hormonales y retención de líquidos.

Ahora ya sabes cómo eliminar la celulitis o al menos cómo luchar contra ella. Lo importante es que perseveres en tu esfuerzo. Si así lo haces, en poco tiempo te verás bien y te sentirás mucho mejor.