¿Sabías que las pestañas son tan frágiles como la piel o el cabello? Por este motivo, es de vital importancia cuidarlas a diario. Y el proceso de desmaquillado correcto es también muy importante. Descubre cómo desmaquillar las pestañas sin romperlas.

Como ocurre con las cejas o con el cabello, las pestañas también precisan de atención. Aunque es cierto que, por el hecho de se que son más pequeñas, es muy habitual que, en ocasiones, algunas mujeres terminen olvidándose de ellas.

Si deseas conseguir unas pestañas mucho más largas y fuertes, no hay duda que es necesario seguir una serie de pasos básicos no solo a la hora de protegerlas y cuidarlas, sino a la hora de limpiarlas.

Y, como probablemente sabrás, desmaquillar las pestañas de forma suave pero adecuada es fundamental para evitar romperlas. La pregunta es, ¿cómo debería hacerse correctamente?

Cómo debes desmaquillar tus pestañas correctamente

Es de vital importancia contar con un desmaquillador de ojos muy suave. Y es que, si utilizas un desmaquillante poco adecuado, es posible dañar e incluso romper tus pestañas (algo que posiblemente no quieras).

En el caso de las pestañas es preferible usar un desmaquillador graso, como podría ser el caso de un aceite vegetal o un bálsamo. Aunque es cierto que el agua micelar también puede funcionar, y siempre que no contenga alcohol, es una opción suave y delicada.

Toma nota, a continuación te descubrimos los pasos necesarios:

  • Paso 1: Empapa un disco de algodón con tu desmaquillador de ojos favorito, y presiona sobre él. Recuerda que debes usar discos o almohadillas de algodón blandas, que no sean abrasivas.
  • Paso 2: Después de unos segundos, desliza el disco de algodón hacia abajo y hacia afuera, saturando bien las pestañas antes de retirarla. Esto ayudará a que el producto funcione completamente a la hora de disolver el rímel.
  • Paso 3: Para evitar manchas a la mañana siguiente, trata de usar un bastoncillo de algodón empapado en desmaquillador, y usarlo para limpiar con suavidad el rímel entre las pestañas.

Para terminar, no te olvides de lo esencial: no frotes las partes más rebeldes, ya que la piel que encontramos alrededor de los ojos es hasta 10 veces más fina que otras partes del rostro. Y es posible que las pestañas se desprendan y se caigan.

Conoce: TOP 5 Desmaquillantes de ojos

¿Cómo quitar el maquillaje de pestañas resistente al agua?

Si utilizas una máscara de pestañas a prueba de agua, debes saber que no es resistente al agua, por lo que podrías optar por el desmaquillador bifásico, también conocido como desmaquillador de dos fases.

Como su nombre indica, se trata de un producto que se compone de dos fases, una acuosa y otra oleosa. Esta última parte es capaz de disolver la máscara de pestañas y los pigmentos más rebeldes. Mientras que el agua es útil para evitar la incómoda sensación grasa en el área de los párpados.

Además, como ocurre con el agua micelar, no es necesario frotar, por lo que se trata de una opción apta para cualquier tipo de piel y también para los ojos sensibles.

Para usarlo, solo debes agitar muy bien el envase; de esta manera conseguirás que las dos fases se mezclen debidamente. Luego, vierte unas gotas en un algodón, antes de pasarlo delicadamente por los párpados.

Es conveniente repetir en caso de que observes todavía algún resto de pigmento. Eso sí, si no es necesario enjuagar ni aclarar, simplemente refresca el área con la ayuda de un algodón empapado con agua micelar.

Si prefieres una opción más natural, puedes optar por aceite de coco o aceite de oliva, ya que pueden ayudar a retirar con facilidad la máscara de pestañas a prueba de agua, pero sin resecar o dañar la piel.

Solo debes verter unas gotas del aceite vegetal que hayas escogido en un disco de algodón, y pasarlo delicadamente sobre los párpados, sin frotar. Luego, enjuaga el rostro con la ayuda de una espuma limpiadora, o continúa simplemente con tu agua micelar favorita.

¿Y cómo quitar correctamente las pestañas postizas?

Las pestañas postizas individuales tienden a adherirse por encima de las pestañas con un pegamento semipermanente que contiene superpegamento o cianoacrilato, el cual puede ser también difícil de retirar, lo que puede influir en que las pestañas naturales se caigan.

Como indican los expertos, es preferible utilizar un removedor de pegamento para pestañas postizas. Es más, es preferible escoger preferentemente uno de la misma marca que el pegamento usado para la colocación de las pestañas postizas, y especialmente adaptada a tu tipo de piel.

Antes de usarlo, recuerda que es importante desmaquillar cuidadosamente los ojos primero con la ayuda de un desmaquillador. Este paso es esencial, ya que facilitará la eliminación de las pestañas postizas.

No te pierdas: Cómo desmaquillarte los ojos: el método infalible

Para ello, debes colocar un poco de tu desmaquillador favorito en un disco de algodón, y frotarlo con suavidad sobre el párpado hasta que la mayor parte del maquillaje haya desaparecido por completo.

En caso de que tengas rímel, no intentes retirarlo, ya que también podrías acabar arrancando las pestañas postizas. Luego, sobre un bastoncillo de algodón, aplica el removedor y, seguidamente, aplícalo con cuidado sobre las pestañas postizas, frotando suavemente sobre la base.

Es conveniente repetir la operación varias veces, ya que solo de esta manera te asegurarás de eliminar la mayor cantidad posible de adhesivo, dejándolo actuar durante alrededor de 20 minutos.

Luego, una vez haya pasado este tiempo, puedes quitar las pestañas positivas individualmente, de forma suave. Lo ideal es retirarlas lo más cerca posible del párpado, empezando desde la esquina interna del ojo y, luego, doblándolas con suavidad hacia arriba.

¿Qué hacer en caso de que sientas resistencia? Puedes aplicar un poco más de removedor y esperar unos segundos, especialmente antes de empezar de nuevo.

Una vez retiradas las pestañas positivas, si queda algún exceso de pegamento en las pestañas, puedes proceder a retirarlo con la ayuda de un bastoncillo de algodón empapado en disolvente apto para el desmaquillado.

Desmaquillando las pestañas

¿Es posible quitar las pestañas postizas con aceite?

Llegados a este punto es normal que te hagas esta pregunta. Es cierto que el aceite puede ser un método muy efectivo, pero siempre y cuando no desees volver a reutilizar tus pestañas postizas luego, una vez han sido retiradas.

Si este es tu caso, el aceite de coco o el aceite de almendras dulces pueden ayudar a eliminar fácilmente el pegamento, de forma fácil y delicada, aunque también cubrirá y empapará las pestañas postizas (motivo por el cual deberás tirarlas luego y no volver a usarlas).

El aceite de coco, por un lado, es muy conocido por sus propiedades hidratantes. No solo es capaz de quitar primero la máscara de pestañas resistente al agua, sino que, además, es tremendamente útil para hidratar la piel.

En el caso del aceite de oliva, por otro lado, es también muy rico en ácidos grasos esenciales, que actúan hidratando y nutriendo la piel.

Para hacerlo bien, basta con empezar frotando los párpados con tu aceite vegetal favorito con la finalidad de desmaquillarse las pestañas y, luego, empezar a impregnar el pegamento de las pestañas postizas.

Una vez hecho esto, es recomendable añadir agua caliente (pero sin quemar) sobre los párpados, y continuar frotando con aceite. Justo en este momento es bastante probable que las pestañas empiecen a despegarse.

Si es así, todo lo que queda es agarrar las pestañas postizas lo más cerca posible de los párpados y comenzar desde la esquina interna del ojo, tirando con suavidad para quitarlas.

Finalmente, con el aceite vegetal, procedemos a retirar los restos de pegamento que quedan en las pestañas, y finalizamos con una adecuada limpieza del rostro.

Descubre: Desmaquillante de ojos Mercadona: a examen

La importancia de proteger tus pestañas

Al igual que la piel, las pestañas se protegen a lo largo del día, y tienden a regenerarse por la noche. De ahí que sea tan importante aplicar un tratamiento que ayude a protegerlas al salir de casa, siempre antes de la máscara de pestañas.

Esto se debe a que, cada día, la máscara de pestañas no tiende a ser muy buena para ellas, por lo que lo ideal es aplicarse siempre una prebase antes de la máscara de pestañas. Es una opción tremendamente útil, que no solo protege, sino que, además, también ayuda a que los pigmentos se mantengan mejor.

Eso sí, también es posible apostar por una máscara 2 en 1, que sirva tanto de cuidado como de maquillaje. Un buen ejemplo son las fórmulas a base de vitaminas B6, B12 y aminoácidos, que actúan incluso fortaleciendo su resistencia.

¿Te ha quedado claro cómo desmaquillar las pestañas sin romperlas? Si es así, no olvides lo importante: trata de hacerlo con cuidado y usar solo desmaquilladores suaves concebidos para esta área.