Al igual que les ha pasado a muchas otras personas, el agua micelar se ha convertido en un indispensable dentro de mi kit diario de la limpieza del rostro y no es de extrañar, ya que cumple con todas las características de un desmaquillante muy eficaz, entre otras virtudes.

Y a pesar de existir una gran variedad en el mercado, siempre me gusta optar por las que se denominan “todo en uno” por su asombrosa versatilidad.

De hecho, mi limpiador favorito es uno de ellos y a pesar de seguir probando varias versiones de diferentes fabricantes, ninguna ha conseguido superar sus increíbles propiedades.

En mi búsqueda del líquido micelar perfecto me topé con muchos tipos y aunque sólo uno logró su cometido al cien por cien, la experiencia me sirvió para poder escribir al respecto y dar mi opinión para ayudar a quién todavía no se ha decidido.

Así que aquí estoy y en esta ocasión es el turno del agua micelar todo en 1 de Garnier.

Conozco la marca muy de cerca, se podría decir que casi desde que era una niña, ya que las primeras cremas que comencé a aplicarme en el cutis en la adolescencia (antes de conocer la existencia de otras más eficientes) fueron precisamente de esta casa porque tenía un precio muy razonable y podía adquirirla en el pequeño supermercado de mi barrio.

Por lo que después de leer incontables reseñas positivas de esta sustancia con micelas, no pude dejar escapar la oportunidad de rememorar tiempos pasados y me lancé a testarla.

Te adelanto que no se trata de mi preferida, pero no hay que negar que es un ítem interesante que vale la pena descubrir y tienes toda la información detallada, a continuación.

Agua micelar Garnier Todo en 1 a examen

Esta agua micelar clásica de Garnier Skin Active ha sido diseñada para todo tipo de pieles y cita que incluye las más sensibles.

Según la marca, promete limpiar, desmaquillar y tonificar en intensidad el rostro, los labios y los ojos.

Se trata de un todo en uno que contiene en su composición la misma tecnología utilizada para elaborar productos farmacéuticos y que actúa eliminando la suciedad, las impurezas y el maquillaje sin la necesidad de frotar.

Su modo de empleo es sencillo, basta con empapar un disco de algodón con abundante agua micelar y deslizarlo por todo el cutis.

Detalles del producto

Hasta aquí, todo bien. Veamos las demás prestaciones más relevantes:

Textura y Aroma

Estamos frente a una sustancia suave y grata de rápida absorción que se aplica con facilidad.

Al estar ideada para todas las dermis, inclusive las más delicadas, la fórmula está exenta de perfume, algo que se agradece mucho.

Envase y Precio

El envase ya es otro cantar, aunque se trate de un bote de 400ml que aparentemente dura mucho, el producto sale a chorro, haciendo que se malgaste más fácilmente.

Considero más cómodo, higiénico y ahorrativo el formato con dosificador, un ejemplo es el del agua micelar de Nezeni.

En cuanto al precio, reconozco que varía mucho según el establecimiento donde lo compres, ya que he hallado bastante diferencia entre distintos sitios, pero oscila los 5-8 euros aproximados.

No te pierdas: Mi receta de agua micelar casera

Ventajas Destacadas

Analicemos primero los puntos que más me han gustado de esta formulación:

  • Los ingredientes son algo muy importante, sobre todo para evitar cualquier condición indeseada en la dermis facial, por eso siempre me gusta fijarme en el INCI de todos los cosméticos que me aplico y comprobar que son libres de parabenos, colorantes, alcohol y perfume, entre otros agentes nocivos. Este producto de Garnier coincide con mis preferencias en este ámbito y aunque no soy una experta, a simple vista parece contener activos seguros en su composición.
  • No deja residuos ni pegotes en la cara, a diferencia de otros líquidos similares que sí lo hacen y no he experimentado ninguna irritabilidad, ni ha empeorado el estado de mi tez.
  • Su relación calidad-precio es exitosa, ya que pocas sucedáneas con una cantidad considerable de sustancia se vende a menos de diez euros.

Inconvenientes Más Notorios

Por contrapartida, no todo ha sido favorable y aquí podrás ver las desventajas más evidentes que he hallado tras un mes de prueba:

  • En su descripción especifica que no se necesita frotar, pero en mi caso no sólo he necesitado frotar bastante para deshacerme del maquillaje, sino que al final he tenido que utilizar varios algodones para que la piel quedara aparentemente limpia.
  • Si se queda corto con el maquillaje normal, ya no hablemos del waterproof o muy resistente. En mi caso, he tenido que emplear después de esta agua micelar otro producto para dejar la tez impoluta y poder retirar del todo el pigmento de larga duración, en especial el de la zona de los ojos.
  • En un principio, el embalaje da la impresión de que tenga que cundir mucho, pero entre que se desperdicia líquido en las aplicaciones por el agujero y la gran cantidad que se requiere para suprimir la suciedad por completo, finalmente se agota antes de lo esperado y no sale tan a cuenta como aparenta a primera vista.
  • Entre sus prestaciones, la marca menciona que asimismo es un tónico y equilibra el pH de la piel, sin embargo, mi dermis no consigue esa sensación refrescante que logro con mi favorita y he comprobado que necesito detrás un tónico para poder potenciar esa acción. Por lo tanto, lo de un “todo en uno” no llega a ser del todo cierto si tenemos en cuenta estos puntos. Descubre aquí las diferencias entre tónico y agua micelar.
  • Su caducidad asciende a los seis meses, creo que es poco tiempo, especialmente si sueles tener más de un bote guardado. Soy precavida y me gusta tener uno o dos desmaquillantes de reserva por si las moscas.

Mi opinión final: hay una alternativa mejor

No voy a negar que soy una persona bastante exigente y supongo que, tras comparar los puntos negativos con los positivos, te habrás dado cuenta de que este líquido desmaquillante no termina por convencerme porque no cumple mis expectativas al completo.

Con esto no quiero decir que no lo recomiendo, todo lo contrario, pero creo que lo emplearía más bien cómo un limpiador ocasional en vez de un todo en uno para utilizar a diario.

Cabe mencionar que Garnier posee otras opciones para la limpieza del cutis, no obstante, la que mejores opiniones tiene es la que he probado.

Yo uso el agua micelar tres veces al día, dado que aparte de limpiar mi tez por la mañana y desmaquillarla por la noche, me sirve como refrescante al mediodía, sobre todo cuando empieza a hacer calor y el sudor empieza a hacer mella en mi rostro inevitablemente.

Por lo que, al ser un cosmético tan útil, necesito que sea eficaz y pueda aplicármelo las veces que haga falta, sin el riesgo de dañar mi tez.

Así que mi apuesta segura es el agua micelar de Nezeni Cosmetics que además de ser un todo en uno muy versátil, deja la dermis impoluta en pocas pasadas, eliminando hasta el maquillaje más infalible.

Se trata de un producto elaborado con ingredientes naturales que a la par de ser extremadamente cuidadoso con el cutis, posee una relación calidad-precio extraordinaria.

También hemos probado: La marca Bioderma, el producto de Mercadona, la versión de La Roche Posay, el de Avene y el de Isdin.

En conclusión: cumple a la perfección con todas mis preferencias y supera con creces las prestaciones de todas las demás sucedáneas que he probado hasta la fecha.

Para mí es la mejor, te doy mi palabra ¿Por qué no lo verificas personalmente?