Los productos con un precio de escándalo como los de Mercadona, siempre me han llamado mucho la atención por la curiosidad de saber si un ítem de cosmética con un coste tan reducido puede llegar a ser eficaz.

Si tienes algunos conocimientos en las formulaciones de los cosméticos, seguro que sabrás que sólo los ingredientes ya tienen un valor, sobre todo si hablamos de compuestos de calidad que no irriten la dermis y logren unos resultados satisfactorios.

Y después de recibir varias peticiones sobre el agua micelar de Deliplus, no pude resistirme a comprobar si realmente cumple lo que promete, probándola durante algunas semanas consecutivas.

Un buen limpiador facial debe de ser capaz de liquidar las impurezas, el sebo y los residuos de la suciedad del ambiente que se adhieren en la piel con eficiencia, cuidándola y mimándola al máximo.

Asimismo, ha de suprimir todo tipo de maquillaje, inclusive el más resistente como el de larga duración o el waterproof porque de lo contrario, no servirá de nada. Aquí tienes más usos del agua micelar.

Te aviso de antemano que sigo prefiriendo la opción de Nezeni, pero si todavía estás dudando, aquí te cuento mi experiencia con el agua micelar de Mercadona con pelos y señales para darte un empujón en tu decisión.

Análisis del agua micelar Deliplus de Mercadona

Tras testar el producto durante un mes y medio aproximadamente, aparte de documentarme al respecto, puedo brindarte la siguiente información:

Características principales

La marca afirma que este líquido con micelas equilibra el pH de la epidermis, concede suavidad y brinda bienestar a la tez.

He de reconocer que soy un poco manazas y sin querer, he llegado a herirme levemente el rostro intentando eliminar algunas espinillas y puntos negros.

Inicialmente, me preocupaba que este producto empeorara el estado de mi cutis, previamente ya dañado, pero por suerte, no fue así.

Por lo tanto, puedo asegurar que cuida las pieles más sensibles y delicadas porque no ha perjudicado mi semblante más de lo que ya estaba. Hasta aquí, todo bien.

Sin embargo, cabe destacar que su formulación está creada a partir de muchos conservantes, algo que intento evitar y creo que los activos que la conforman están presentes en un porcentaje muy bajo, dado qué considero que no ha cumplido en cuanto a la limpieza exhaustiva se refiere.

Ingredientes más destacados

Pese a no haberme sido de mucha utilidad, como menciono en el anterior punto, la composición ha sido elaborada a partir de los siguientes componentes que se caracterizan por ser exitosos (siempre y cuando, claro está, sean de calidad):

  • Glicerina. Se encarga de restaurar la barrera lipídica del tejido celular cutáneo, suavizar e hidratar en intensidad. También posee una acción emoliente muy útil.
  • Extracto de Aloe Vera. Repleto de las bondades que proporciona la llamada “planta de la inmortalidad”. Hidrata, calma, rejuvenece, cicatriza y regenera, entre otros beneficios.
  • Betaine. Regula la textura de la sustancia para equilibrarla, aparte de ser un aliado a la hora de aminorar la posible sequedad y la irritación dérmica.
  • Manzanilla. Estabiliza el sebo excesivo, regenera las células cutáneas, calma y desinflama.
  • Hidróxido de Sodio. Poderoso regulador del pH de la piel y a la par es un limpiador muy lucroso.

También te gustará: Haz tu propia agua micelar en casa con esta receta

Textura y olor

Algo que me gustó en un principio, pero después me decepcionó fue la textura. A simple vista es una sustancia acuosa y translúcida que se extiende con facilidad.

No obstante, al ser aceitosa deja la cara un tanto untosa, por lo que después de aplicármela debo enjuagarme porque ya poseo la piel lo suficiente grasa como para añadirme de más.

Así que, si tu tez tiene tendencia a generar más sebo de la cuenta, no te la recomiendo. A mi parecer, esto le resta puntos.

El aroma es algo positivo, ya que es imperceptible y esto es algo que agradezco, teniendo en cuenta que detesto los perfumes que empalagan, puesto que en muchas ocasiones han conseguido hasta ofenderme.

Envase y precio

Por otro lado, su tapón dispensador no es tan práctico como un espray o dosificador, ya que por lo general suele salir más cantidad de la que necesito y esto puede hacer que se desperdicie parte del producto, aunque en comparación con otras pegas que he hallado, el envase parece ser lo de menos.

Y si sumamos que apenas cuesta 3€, no importa tanto que se pueda malgastar líquido (igualmente, soy partidaria de los embalajes más ahorrativos).

Parece una ganga ¿verdad? Pues tras mi vivencia, mi opinión es contraria y puedes descubrir mi dictamen, a continuación.

No te pierdas: Te desvelamos las diferencias entre agua micelar y tónico

Mi conclusión tras mi experiencia con agua micelar Mercadona: ¿Funciona?

Ha llegado el momento más esperado, contestar a la pregunta del millón de si realmente vale la pena esta agua micelar de Mercadona y voy a responder con argumentos.

Hay ciertos aspectos que me han gustado bastante, como lo suave que deja mi rostro y que no sea agresivo. También adoro su precio tan barato y que no haya empeorado el estado de mi cutis ya perjudicado.

En cuestiones de limpieza, logra su cometido, pero sólo con el maquillaje normal, puesto que he podido verificar que no logra suprimir por completo el pigmento más oscuro, en especial si se trata del más resistente y duradero.

Así que, lamentablemente, he encontrado más inconvenientes que ventajas en esta sustancia de Deliplus.

Comenzando por la sensación un tanto pegajosa que dejaba en mi tez, prácticamente obligándome a eliminar el exceso de grasa con agua y una toalla tras la aplicación.

Siguiendo con su packaging poco cómodo y que hace que la sustancia salga casi a chorro, sumando su poca efectividad retirando las pinturas… confieso que sólo la aconsejo como último recurso para salir de un apuro, pero no para utilizarla a menudo.

Lo que parece ser un chollo por su precio tan económico, con tantos puntos en contra, al final sale caro.

Entonces, te digo que si realmente buscas una opción segura, que cumpla con los requisitos que promete y que brinde prestaciones inigualables, tanto en cuestión de higiene como del cuidado de la tez, lánzate por mi desmaquillador favorito.

En efecto, me refiero al agua micelar de Nezeni Cosmetics que me ha dejado encandilada desde el primer momento de testarla y que limpia exitosamente, con la máxima suavidad posible, sin dañar la tez.

Ya llevo casi un año usándola y no la cambiaría por nada del mundo.

Se ha convertido en un indispensable dentro de mis rutinas diarias del cuidado del rostro.

Se caracteriza por ser ideal para todo tipo de pieles, incluso para las más sensibles y delicadas.

También funciona a la perfección con las dermis grasas como la mía y todo ello lo logra con ingredientes cien por cien naturales de alta calidad.

También hemos probado: La marca Bioderma, los productos de Garnier, la versión de La Roche Posay, el de Avene y el de Isdin.

Si la pruebas, enseguida te darás cuenta de que no tiene nada que ver con ninguna otra del mercado ¡Palabra!