¿Te has quedado sin limpiador? No dudes en hacer tu propia versión de agua micelar casera. Es muy fácil. En este artículo tienes todas las claves.

Actualmente tenemos a nuestro alcance un sinfín de cosméticos que cuidan el semblante exitosamente y pese a que esto pueda parecer ventajoso, por contrapartida nos puede hacer llegar a una situación un tanto enrevesada.

De hecho, a causa de la gran colección de productos, algo muy común es no darnos cuenta de que alguno de ellos se está terminando y llegar al final del día con la ausencia de ese imprescindible, como el caso del desmaquillante o la crema.

En cuanto a la limpieza del cutis se refiere, el ítem más recomendado es el agua micelar, pues liquida las impurezas, el maquillaje y la suciedad del rostro con total suavidad, sin dañar la piel y sin necesidad de aclararse.

Por ello, muchas personas lo consideran un “todo en uno”, ya que a la vez también ofrece un abanico muy amplio de utilidades distintas aparte de la ya conocida función de limpiador facial.

La solución al problema que te hemos planteado es muy fácil, tienes dos opciones diferentes: una es asegurarte de tener siempre un recambio en tu kit de aseo facial y la otra es aprender a preparar un agua micelar casera que te saque del apuro.

¿Sabes la buena noticia? Hoy voy a presentarte dos recetas eficaces de agua micelar que podrás preparar en la comodidad de tu casa de forma muy rápida y sin complicaciones, sólo deberás proveerte de los ingredientes necesarios.

Agua micelar casera

Aunque el agua micelar se caracterice por ser un cosmético muy versátil y poseer muchos usos, su función principal es la de limpiar nuestra piel en profundidad, tanto por la mañana como por la noche gracias a sus increíbles micelas.

Dichas micelas son las responsables de lograr tales finalidades, puesto que se encargan de atraer hacia sí la grasa, la suciedad y los restos del maquillaje para dejar la tez impoluta.

Así que serán imprescindibles en cualquier receta para elaborar un agua micelar eficaz.

Receta agua micelar sencilla

agua rosas

Mi primera propuesta es una receta muy básica que requiere de utensilios muy simples, por lo tanto, seguro que tienes en casa todo lo necesario para llevar a cabo la preparación.

Los ingredientes puedes obtenerlos en cualquier comercio naturista o herboristería y el aloe vera puedes extraerlo tu misma si tienes en tu posesión una planta.

¡Toma nota!

Ingredientes:

  • Una cucharada sopera de Gel Puro de Aloe Vera Natural
  • Una cucharada sopera de Glicerina
  • 125ml de Agua de Rosas
  • Una cucharada sopera de Aceite de Argán

Pasos para la elaboración:

  1. En un bol o recipiente adecuado esterilizado añade todos los ingredientes.
  2. Mezcla enérgicamente con una cuchara de madera hasta que todos los componentes se unan formando un solo líquido acuoso.
  3. Guarda la sustancia en un bote de vidrio e intenta gastarla en un mes, pues es la duración aproximada que puede durar esta agua micelar casera antes de que caduque.

Nota: la esterilización previa del recipiente o bol y la cuchara de madera, además de la del bote que usarás para guardar la formulación, se lleva a cabo mediante el baño maría, es decir, sumergiendo en agua hirviendo durante unos 10 minutos las herramientas ¡y listos!

Receta agua micelar con Vitamina E

vitamina e

La Vitamina E aporta muchas propiedades a la dermis, entre ellas destaca su acción extra hidratante y por eso es ideal para las pieles más secas.

Esta otra opción es un tanto más compleja porque requiere de una báscula para pesar los compuestos, dado que deberás procurar que sean exactos a las medidas que te voy a proporcionar, a continuación.

Ingredientes:

  • 90gr de Agua de Rosas (a poder ser destilada)
  • 3gr de Aceite de Ricino sulfatado
  • 5gr de Aceite Esencial Vegetal de Almendras Dulces (o al gusto)
  • Media cucharadita de Vitamina E
  • 10 gotas de Conservante Natural

Pasos que hay que seguir:

  1. En un cuenco o recipiente apropiado previamente esterilizado agrega poco a poco los ingredientes a medida que mezclas con una cuchara de madera.
  2. Sigue mezclando hasta que el conjunto se vuelva un líquido translúcido y viértelo en una botella o bote de cristal.
  3. Ten en cuenta que la duración de esta receta es superior a la anterior porque el conservante la alarga, así que podrás disfrutar de esta agua micelar casera con Vitamina E durante más tiempo (si no la terminas antes.)

Nota: De igual modo que la anterior fórmula, tendrás que desinfectar todos los utensilios antes de utilizarlos.

Variaciones de la fórmula: aceites esenciales

Pese a que la receta del agua micelar casera de ejemplo lleve aceite de almendras dulces porque es la que más se adapta a todo tipo de piel, siempre puedes cambiarla por otro aceite que se ajuste a la condición de tu rostro.

Te incluyo una pequeña guía con los más comunes:

  • Para pieles maduras. Si tu tez es más bien madura o notas que le falta elasticidad, las más recomendadas para combatir la flacidez es la esencia de rosa mosqueta.
  • Para pieles secas. Si tu intención es dar carpetazo a la sequedad, la mejor elección es el aceite de oliva o el de sésamo, que además de hidratar en intensidad también activa la circulación sanguínea.
  • Para pieles grasas. El aceite de jojoba es el ideal en estos casos, ya que es un gran regulador de las glándulas sebáceas, responsables de la generación de la grasa.
  • Para pieles sensibles. Los cutis más delicados pueden optar por el extracto de semillas de melocotón, pues posee una destacada acción altamente calmante.

La mejor alternativa: agua micelar de Nezeni

Tal y como dice el dicho “el saber no ocupa lugar” y estas dos recetas funcionan muy bien, siempre y cuando tengas a mano los ingredientes necesarios y lo más esencial, poseas conocimientos.

No obstante, seamos realistas, muy poca gente tiene la suerte de tener dichos elementos en su hogar y tener que salir corriendo a comprarlos tampoco es buena idea, porque ya que estamos pedimos directamente un agua micelar comercial.

Así nos ahorramos tiempo y dinero ¿no crees?

Si sumamos que podemos correr el riesgo de padecer alguna alergia, sin saberlo, además de dañar las células cutáneas si no conocemos de cerca los componentes… las ventajas de fabricar nuestros propios cosméticos se reducen considerablemente.

Lo más recomendado es que primero testes la sustancia casera en tu epidermis y esperes durante unas 24 horas como mínimo para ver si aparece cualquier indicio de reacciones contradictorias.

Sin embargo, a nadie le gusta tener que esperar tanto y mucho menos con el posible riesgo de dañar la cara, ni tampoco que aparezcan señales desagradables en el tejido dérmico.

Es por eso por lo que te voy a desvelar mi secreto: un agua micelar elaborada con ingredientes de calidad cien por cien naturales y baja en conservantes.

Todo esto evita el dañino efecto combinado de los cosméticos que puede llegar a ser muy perjudicial para la salud a la larga.

Otra de sus virtudes es que posee un precio demasiado económico si lo comparamos con su excelente eficiencia, así podemos comprar más de un envase y tenerlo de reserva para no quedarnos nunca sin desmaquillante.

En efecto, estoy hablando del agua micelar de los laboratorios Nezeni Cosmetics, un producto que cada vez está más de moda y se ha convertido en mi indispensable favorito; no es de extrañar porque quién lo prueba siempre repite.

Puede utilizarse con independencia de la condición de tu tez, inclusive si se trata de las más sensibles o con tendencia a irritarse.

Dicho esto, con estas recetas de agua micelar casera he querido demostrar que en casa podemos realizar cualquier tipo de cosmético, pero si estás en la búsqueda de un producto, te aconsejo que pruebes mi opción preferida.